Convivencia con la gente de la Unidad el Rosario

Convivencia con la gente de la Unidad el Rosario

En un departamento de la Unidad Habitacional El Rosario, en Azcapotzalco, que hasta hace algunos años era considerada una de las más grandes de América Latina fue donde pasó la noche la candidata del PRD, PT y Movimiento Ciudadano al Senado de la República por el Distrito Federal, Alejandra Barrales.

La señora Gloria Rodríguez es jubilada y vive de su pensión en el departamento 401 del edificio Salvador Alvarado de la unidad El Rosario, comparte la vivienda con su hija que trabaja en un restaurante, su yerno que es velador y su nieto Luis Daniel.

Gloria invitó a Alejandra a pasar la noche en su departamento para compartir la problemática y necesidades que tiene la población que vive en unidades habitacionales. El Rosario está dividido en 12 secciones, tan sólo en el sector donde vive esta familia hay 740 departamentos.

A su llegada a este complejo habitacional la gente recibió a la candidata al Senado para comentarle las dificultades cotidianas que enfrentan por el abastecimiento del agua, pues aquí el servicio se corta después de las 2 de la tarde; la falta de luminarias para los andadores; el descuido en el que se encuentra la unidad que se edificó en los años 70 y continuó su crecimiento en décadas posteriores.

En la cancha de futbol se reunieron los vecinos de la unidad habitacional, ahí las mujeres fueron muy insistentes en el problema de las adicciones que enfrentan los jóvenes y niños en toda la zona, el cual que desencadena una serie de conflictos y los padres no saben como enfrentar esta situación.

Alejandra Barrales les dijo que comprendía sus preocupaciones, explicó que en materia de adicciones el Distrito Federal ya cuenta con un Instituto para tratar este problema, pero es importante que la población sepa que
cuenta con instancias para buscar alternativas, éste órgano puede desplegar brigadas tanto informativas como de atención, porque las adicciones deben deber atendidas como una enfermedad.

La candidata les aseguró que estará muy pendiente de la problemática planteada para buscar el apoyo en diferentes instancias y les prometió que como Senadora regresará en forma permanente para trabajar cerca de la población.

La señora Gloria abrió las puertas de su casa no sólo a Alejandra Barrales, sino a todos los vecinos de la unidad que tocaron su puerta durante la noche del lunes para hablar con la candidata.

Este martes por la mañana Alejandra acompañó a su anfitriona a la escuela primaria Narciso Bassols, donde estudia Luis Daniel.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar