Con la Reforma Laboral se confirma el acuerdo entre en el PRI y el PAN

Con la Reforma Laboral se confirma el acuerdo entre en el PRI y el PAN

La aprobación de la iniciativa preferente en la Cámara de Diputados confirmó el acuerdo entre el PRI y PAN para sacar adelante una reforma que no contribuye a la generación del empleo, a la mejoría del salario mínimo y no eleva la productividad ni competitividad, aseguró la senadora Alejandra Barrales.

Dijo que esta iniciativa es una trampa del Ejecutivo Federal porque con el argumento de impulsar la transparencia y la democracia al interior de las organizaciones sindicales, trastoca los derechos de los trabajadores.

“Con esta reforma se abre el camino para elevar el desempleo y terminar con la seguridad social que siempre ha sido vista como una carga por el gobierno federal”, subrayó.

La secretaria de la Comisión del Trabajo en la Cámara de Senadores consideró que la aprobación del pago por hora, los contratos a prueba, los despidos “exprés” y la limitación a un año del pago de salarios caídos son algunos de los temas que no resuelven el grave problema del desempleo que hay en el país.

Las nuevas modalidades de contratación, así como la flexibilidad en el despido, afectan de manera directa al sector de los jóvenes, a los recién egresados que bajo estas figuras no contarán con estabilidad laboral y lo único que genera son trabajadores “desechables”, no más fuentes de trabajo.

Otro punto que nos preocupa, dijo la senadora, es la propuesta de hacer más ágiles los despidos de los trabajadores, “Ahora se podrá hacer por correo o ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, dependiendo lo que decida el patrón, sin que el trabajador sea enterado de manera directa”.

Sobre el apartado de salarios caídos, lamentó que se mantenga la propuesta de pagar hasta 12 meses con el argumento de que los juicios se tornan interminables y un laudo puede acabar con una empresa por la acumulación de salarios. Consideró que ninguno de éstos supuestos es responsabilidad del trabajador, además que con este tipo de regulación se podrán tardar aún más los juicios, ya que no genera ninguna presión para que el patrón los resuelva, lo que afecta aún más los derechos laborales individuales,

“Nos preocupa esta situación y vamos a trabajar todo lo que está de nuestra parte para poder impedirlo. Nos interesa escuchar a las partes, tenemos 30 días para su discusión en el Senado de la República y voy a proponer que se invite a representes del Ejecutivo, a empresarios y a trabajadores para escucharlos. Vamos a buscar el diálogo para que todos juntos encontremos una mejor opción”, señaló.

La senadora Alejandra Barrales dijo estar dispuesta agotar todas las posibilidades y junto con su Grupo Parlamentario del PRD impedir que esta iniciativa se convierta en la reforma del desempleo porque como ésta sólo lastima a los trabajadores y a sus derechos.

Insistió que la reforma laboral es un tema que requiere diálogo y que todas las partes involucradas estén de acuerdo, donde no se excluya a la clase trabajadora. “Todos queremos que haya empleo y un mejor salario, la diferencia es que algunos quieren avanzar afectando a los que menos tienen”, indicó.

Aclaró que es necesario reformar el mundo del trabajo, generar empleo, trabajar con esquemas de competitividad y mejorar el salario de los trabajadores, pero nada de esto plantea la iniciativa que envió el Ejecutivo Federal.

Llamó a los senadores de todos los grupos parlamentarios para que sean sensibles a este tema. “Tengo claro que el PRI y PAN tienen los números, pero no tienen la razón. Espero que encontremos coincidencias y saquemos adelante una iniciativa que genere empleos y aumente la productividad en el país”, resaltó.

Acerca de 

Comentar