No a la ley Calderón para el desempleo

No a la ley Calderón para el desempleo

El país requiere de una reforma laboral, pero no la propuesta por el Ejecutivo Federal porque no mejora la calidad de vida de los trabajadores y mucho menos genera más empleos.

Los senadores y diputados federales del PRD decimos no a esta iniciativa, porque al menos 40 millones de trabajadores se verían afectados en sus derechos laborales, con jornadas inestables, salarios por hora, contratos temporales y despidos exprés.

Es una trampa, pues aduce que serviría para hacer más competitivo al país, cuando en realidad facilita el despido y crea incertidumbre en el trabajo, lo que genera una amenaza constante que afecta al trabajador.

Con el argumento de la transparencia y rendición de cuentas por parte de los sindicatos, esta iniciativa lo único que hace es violar la autonomía de los mismos; cuando sólo bastaría hacer una reforma legal para que el gobierno federal informe cuántos recursos públicos otorga a las organizaciones sindicales y éstos generen mecanismos de información con sus agremiados.

La discusión de esta iniciativa está en la Cámara de Diputados y ahora hay un proyecto de dictamen. El Grupo Parlamentario del PRD ha manifestado su rechazo y los senadores perredistas hemos unido nuestras voces para evitar su aprobación.

Estamos a favor del diálogo y el debate, al intercambio de opiniones, pero no a la imposición de una reforma laboral que cancela los derechos fundamentales de los trabajadores, promoviendo la subcontratación, debilitando el derecho de huelga, pulverizando el salario por horas, en fin generando trabajadores “desechables”.

Nadie puede creer que los contratos temporales o por hora generan estabilidad laboral, al contrario hacen más atractiva la informalidad y, lo que es peor, la ilegalidad.

El PRD no es el partido del no, por el no. Pero creemos que la reforma laboral tendría que defender los derechos de los trabajadores, generar más empleos y contribuir al desarrollo económico del país, pero la iniciativa de Calderón no es la solución.

No queremos otra propuesta que sólo sea una mala copia de ésta, porque simplemente no la aceptaremos. Nosotros estamos a favor de la defensa de los derechos de los trabajadores y no permitiremos que se atente contra las conquistas laborales.

Acerca de 

Comentar