La empatía, una medida contra el bullying

La empatía, una medida contra el bullying

Enseñar la empatía en los centros escolares es una manera de prevenir la intimidación y el acoso en las escuelas. Una situación conocida como bullying, la cual se encuentra presente en muchas escuelas del país.

Y para hacer esta enseñanza un poco más sencilla, te dejamos algunas recomendaciones.

  1. Satisfacer las necesidades emocionales de los niños

Es muy difícil que los niños traten a los demás con amabilidad si no se sienten amados. Una de las razones por las que los niños intimidan a otros es porque no se sienten bien consigo mismos. Los padres no pueden esperar que sus hijos sean cariñosos y amables con los demás si no son tratados con amor y bondad.

Por ello es muy importante valorar sus esfuerzos y logros, sin forzarlo a la excelencia o popularidad ya que esto busca convertirlo en mejor que los demás. El niño debería aprender a superarse a sí mismo, pero sin comparaciones con otros.

  1. Los niños deben poder identificar y compartir sus sentimientos

Cuando los niños entienden cómo se sienten y pueden nombrar sus sentimientos están mejor equipados para identificar sentimientos similares en otras personas. También deben tener la oportunidad de expresar sus sentimientos, incluso los negativos, y debe aprender a hacerlo de una manera sana y sin berrinches, sin violencia ni intimidación.

  1. Animar a los niños a explorar otras perspectivas

La habilidad de ser capaz de ver una situación y comprender cómo puede ser experimentada desde el punto de vista de otra persona supone una gran oportunidad para los niños, aquellos que son capaces de cambiar de perspectiva tienden a tener una mayor inteligencia emocional. También tienden a tener más éxito, ya que son capaces de examinar los problemas desde todos los puntos de vista.

  1. Ofrece modelos de empatía a diario

Hablar con los niños sobre cómo se puede sentir otra persona y pensar  por qué hizo lo que hizo es una manera de desarrollar la empatía en los niños. Se puede utilizar ejemplos de lo que ocurre en el entorno cercano o situaciones vividas en la escuela o en la calle, así como situación mostradas en sus series o películas favoritas

  1. Ayudar a los niños a encontrar puntos en común con los demás

Las investigaciones muestran que los niños son más propensos a sentir empatía hacia alguien si pueden relacionarse con la forma en la que una persona se puede sentir. Encontrar puntos en común con los demás hace que sea más fácil entender al otro o, al menos, no verlo como alguien tan diferente.

  1. Animar a los niños a imaginar cómo se siente otra persona

Saber cómo otra persona se puede sentir en cualquier situación es de lo que trata la empatía. Para ello, es aconsejable buscar oportunidades donde se puede discutir con los niños sobre cómo se puede sentir otra persona.  Cuando los niños se toman el tiempo para pensar en cómo algo puede afectar a otra persona, se siente más propensos a ayudarlo o a buscar apoyo si ve que está siendo acosado por otros.

  1. Habla con los niños sobre cómo su comportamiento afecta a otros

Es importante hablar con los niños sobre las consecuencias de su comportamiento y cómo afectan a los demás. También es importante asegurarse de que el menor piensa en los demás antes de tomar decisiones.

Fuente: Ediciones SM

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar