¿Cómo saber si tu hijo es adicto a las nuevas tecnologías?

¿Cómo saber si tu hijo es adicto a las nuevas tecnologías?

Las nuevas tecnologías tienen amplias bondades a todos los niveles, la mayoría positivas. Sin embargo, no todo es “miel sobre hojuelas”, ya que en los últimos años se han detectado diversos fenómenos relacionados a la constante necesidad de estar “todo el tiempo conectado”.

Es cada vez más notable cómo aumentaron las aplicaciones (apps) para los celulares, las tablets o laptops. Sin duda la gran mayoría nos ofrecen soluciones para nuestra vida diaria y nuevas formas de mantenernos comunicados.

No obstante, especialistas advierten sobre un nuevo síntoma llamado fomo” (fear of missing out) o “temor a quedar desconectado” o “fuera de circulación” en las redes sociales. Los expertos refieren que las personas más vulnerables a este fenómeno son los adolescentes debido a que al encontrarse en esa etapa de constantes cambios –hormonales y físicos- todavía no tienen una identidad formada, sino una identidad de grupo.

Numerosos estudios muestran en alza el nivel de “adicción” o uso compulsivo de los smartphones y redes sociales como Facebook y Twitter. Se calcula en 176 millones los usuarios con este tipo de conducta.

Algunos síntomas que se deben tomar en cuenta

Un buen comienzo es conocer cuáles son los síntomas típicos de un uso compulsivo, cuando se trata de una adicción, y cuáles podrían ser sus consecuencias. Es importante destacar que no todas las personas son susceptibles de generar una adicción, ya que para ello implican una serie de factores, entre los cuales se destaca una predisposición o vulnerabilidad”.

  • Cuando la actividad de la que sospechamos pasa a ser el centro prioritario para la persona. Todo lo demás pasa a segundo término, incluso actividades que antes eran placenteras como salir con los amigos.
  • Si se confirma un aislamiento del resto de la familia. Se pasa horas encerrado en su habitación y le cuesta respetar incluso los horarios de comida o sueño.
  • Se vuelve huraño e irascible. Discute fácilmente y no atiende a razones.
  • Se utiliza la mentira para justificar o tapar algunas de sus conductas. En casos extremos puede haber conductas de hurto para conseguir dinero en el caso que lo necesite para seguir con su adicción. No reconoce que tenga un problema. No quiere hablar de ello.
  • Problemas de salud como irritabilidad en los ojos, problemas asociados a la mala postura como contracturas severas, dolor de espalda, dolor de cabeza.

Para prevenir este problema, se recomienda a los padres evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer unos horarios para un uso correcto de las tecnologías.

Hay que separar momentos. La noche es para dormir y, por lo tanto, el móvil debe de estar apagado; del mismo modo, que la cena es para comer y no para estar con el móvil.

Las especialistas recomendaron que tan pronto como se detecten algunos de estos síntomas, lo mejor es asistir con un especialista para tratar el problema lo antes posible.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar