Tai chi, una excelente opción para mejorar la salud

Tai chi, una excelente opción para mejorar la salud

El tai chi o tai chi chuan es un arte marcial y también considerado un ejercicio de bajo impacto que nació en China hace miles de años.

Siguiendo el principio de salud total o salud holística de “mente sana en cuerpo sano”, el Tai Chi es una excelente alternativa para ti, si buscas un ejercicio suave que te puede traer muchos beneficios para la salud de tu mente y de tu cuerpo.

En los diferentes estilos y escuelas se practican diferentes ejercicios básicos tales como movimientos individuales, ejercicios de postura y de respiración, así como de meditación. Estos sirven al aprendizaje de los principios del tai chi chuan, para soltar las articulaciones, relajar el cuerpo entero y modificar poco a poco la postura con el fin de evitar sobrecargas inconvenientes de las articulaciones.

El principio fundamental del tai chi chuan es la suavidad: el practicante debe moverse de manera natural, relajada, suelta y fluida.

Tal como el Pilates o el Yoga, el Tai Chi es un ejercicio que trae beneficios tanto para la mente, como para el cuerpo. Se conoce como “meditación en movimiento” y es ideal para reducir el estrés y por supuesto, otros problemas de salud que vienen con este, como la presión arterial alta y otras condiciones del corazón. Además, se dice que el Tai Chi es una excelente forma de tratamiento para una condición extraña, que afecta particularmente a los músculos de las mujeres: la fibromialgia.

El Tai Chi parece un baile. Consiste en hacer diferentes movimientos y posturas lentamente, con fluidez, para asegurar que el cuerpo esté en continuo movimiento; siempre respirando profundamente. Existen diferentes tipos de Tai Chi, que sumados alcanzan hasta 100 diferentes tipos de movimiento. Es un ejercicio de bajo impacto, aeróbico y relajante.

¿Cuáles son los beneficios del Tai Chi para tu salud?

Entre los muchos beneficios que trae este ejercicio, considerado una medicina alternativa, se cuentan:

  • Reduce la presión arterial alta
  • Aumenta el equilibrio, la flexibilidad y fortalece los músculos
  • Reduce la depresión y la ansiedad
  • Evita las caídas en adultos mayores
  • Fortalece la salud cardiovascular
  • Ayuda a dormir mejor
  • Alivia el dolor crónico
  • Incrementa la agilidad y la energía
  • Da una sensación de bienestar y de armonía general
  • Estimula el buen funcionamiento del sistema inmunológico

Podríamos decir que el Tai Chi es un tipo de gimnasia energética que mediante ciertos movimientos del cuerpo logra grandes cosas. Por ejemplo, regula la respiración, pues aunque esto sea algo involuntario, muchas veces nos dejamos afectar por lo que nos ocurre y empezamos a perder control, hiperventilar, volvernos ansiosos y desestabilizarnos completamente. Una persona con Parkinson genera ciertas posturas debido al deterioro de sus músculos, y como consecuencia presiona la caja torácica impidiendo el flujo normal de la respiración.

El Tai Chi se practica con movimientos precisos, lentos y estudiados pero muy sencillos. La idea es que la persona se concentre en su respiración y en lograr realizar los ejercicios. Es ideal hacerlos al aire libre, en la playa o en cualquier ambiente en el que haya naturaleza ya que proporciona relajación y la persona se siente más tranquila, alejada de las preocupaciones de su enfermedad.

Los huesos, los músculos y ligamentos necesitan estirarse, y esta rutina no es para nada exigente o agresiva, pero si mantiene en movimiento las piernas y los brazos, se contraen y se estiran, se mueve la cadera y se trabaja en una mejor postura que mejora la respiración congestionada. Se trabajan los pies y la forma como se apoyan en el piso, las manos y los dedos que tanto problema causan a una persona con Parkinson, también el cuello y su rotación leve para fortalecer sus músculos y mejorar la postura desde la cabeza, pasando por el torso hasta los pies.

Lo más importante es que con la repetición, la concentración y coordinación se intenta que el cuerpo no olvide sus movimientos naturales si no que por el contrario los mantenga frescos, pues el deterioro cognitivo que genera el Parkinson es agresivo y cuando la persona ve que es capaz de seguir una rutina de ejercicios aliviará un poco su autoestima, verá resultados un poco más inmediatos porque ve como su cuerpo va respondiendo a su propio ritmo. Además el que resulte relajante hace que bajen sus niveles de estrés y depresión y tengan una mejor actitud para vivir con su enfermedad, aceptarla y mejorar su calidad de vida.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar