Día internacional para la cero discriminación: Alza la voz

Día internacional para la cero discriminación: Alza la voz

El primero de marzo se celebra el Día Internacional para la cero Discriminación que tiene como enfoque principal divulgar información este tema.

En México la población enferma de SIDA ocupa el séptimo puesto de los grupos más discriminados, por abajo de personas indígenas, gays, de piel morena, pobres, adultas mayores y de las personas con lengua o idioma distinto. El miedo que les tienen y falta de conocimiento provoca que incluso se les llegue a negar servicio médico o la posibilidad de trabajar.

La discriminación hace referencia a cualquier acto o comportamiento que tiene por objeto o resultado la violación de los derechos humanos fundamentales que todas las personas disfrutan en pie de igualdad.

El derecho a la no discriminación implica que todas las personas reciban un trato digno: que se respete su dignidad humana, autonomía, privacidad y confidencialidad, y que se les garantice la ausencia de coacción y abuso en igualdad de condiciones.

Este año hacemos un llamamiento para que todo el mundo se haga sentir por la #cerodiscriminación. Individuos y comunidades pueden unir sus voces para transformar el mundo. El Día de la Cero Discriminación representa una oportunidad para recordar que todo el mundo puede tomar parte en la transformación e involucrarse para conseguir una sociedad igualitaria y justa.

Debemos recordar que la discriminación sigue minando los esfuerzos para conseguir un mundo más justo y equitativo y provoca dolor y sufrimiento a muchas personas. En el Día de la Cero Discriminación, hazte sentir y planta cara a la discriminación allí donde esté.

Toda persona tiene talentos y competencias que pueden enriquecer a las sociedades y fortalecer a las comunidades. Acoger y recibir con los brazos abiertos la diversidad en todas sus formas fortalece la cohesión social, lo cual beneficia a todos.

El Día de la Cero Discriminación es una gran oportunidad para unirse contra la discriminación y celebrar el derecho de todas las personas a vivir una vida plena y productiva con dignidad. Nadie debería ser discriminado debido a su género, identidad de género, raza, edad, discapacidad, origen étnico, orientación sexual, religión, lengua, condición médica o cualquier otro motivo.

Con información de ONUSIDA

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar