Papa Francisco ordena frenar hostilidades de obispos mexicanos con la comunidad LGBT

Papa Francisco ordena frenar hostilidades de obispos mexicanos con la comunidad LGBT

Esta semana se dio a conocer la postura de el Papa Francisco, quien ha ordenado frenar hostilidades en México. En un gesto de fuerza, el nuncio apostólico, Franco Coppola, desautorizó públicamente las movilizaciones contra el reconocimiento del matrimonio homosexual lanzadas por el sector más conservador de la jerarquía. “Los mexicanos, más que enfrentarse, hacer proclamas o marchas, tienen que sentarse a una mesa y hablarse. No hay que tratar estos temas con los ojos de una ideología sino de la realidad concreta”, afirmó monseñor Coppola en la mismísima Basílica de Guadalupe, la gran sede espiritual del catolicismo mexicano.

Este llamada de atención del Vaticano es sin duda para el cardenal Norberto Rivera, quien ha emprendido una cruzada contra la igualdad en el matrimonio.

Pues recordemos que hace un mes el cardenal Rivera y los obispos más retrógrados, publicaron en el semanario Desde la fe un articulo  sobre la homosexuales, declarando todo tipo de horrores: aumento de enfermedades de transmisión sexual, desestabilización emocional de los menores, baja del rendimiento escolar e incluso una mayor incidencia de agresión sexual: “Un niño tiene más posibilidades de sufrir abusos sexuales de un padre homosexual”, afirmó el semanario de la Arquidiócesis de México.

 

La decidida intervención del nuncio no sólo deja en fuera de juego al movimiento liderado por Rivera y sus patricios, sino que marca el camino a seguir por la Iglesia mexicana. Una senda que el Papa en su visita de febrero ya marcó con claridad cuando, en la catedral de la Ciudad de México, de la que es obispo Rivera, recriminó al episcopado su cercanía a los “faraones” y les exigió que abandonasen sus intrigas palaciegas y saliesen a la calle a ayudar a los pobres y oprimidos.

Con información de El País

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar