¡Ahora vamos por el Estado de México!

¡Ahora vamos por el Estado de México!

El incuestionable triunfo de la coalición “Guerrero nos Une” en la elección del pasado domingo nos reveló a una ciudadanía madura, altamente consciente del poder que tiene el sufragio como agente de cambio, y a la vez responsable al momento de decidir el futuro de esa estratégica entidad.

El ciudadano fue el gran vencedor en las urnas: venció la campaña del miedo que los opositores quisieron infundir para negarles su derecho a elegir en libertad, y fue el vencedor de quienes apostaron por la violencia ante su incapacidad de articular una plataforma electoral y un programa de gobierno modernos.

La actitud responsable de los guerrerenses habrá de abrirse paso ahora hacia otras entidades que, como el Estado de México, habrán de llevar a cabo sus respectivas elecciones locales, pues es de suma importancia para el avance democrático del país que el ciudadano ejerza en total libertad su derecho a decidir quién debe gobernarlo.

Los que apuesten por la violencia tienen asegurado su estrepitoso fracaso, como se demostró una vez más el pasado domingo en Guerrero, donde todos lamentamos y condenamos las agresiones que ocurrieron durante la contienda electoral, y que de nada sirvieron a quienes buscaban por esa vía alcanzar un poder que solo pertenece al pueblo.

La política es por sí misma contraria a la violencia y a la sinrazón de quienes carecen de argumentos para convencer con propuestas a una sociedad que ve en la democracia el único camino para realizar su derecho a la felicidad.

Esa participación ciudadana es la gran vencedora de la elección y debe ser ejemplo para otras entidades.

Fue una jornada tranquila en general, con incidentes menores, apenas unas 20 denuncias formales que ahora toca a las autoridades correspondientes investigar y en su caso sancionar si se comprueba algún tipo de delito electoral.

La apuesta de quienes basaron su campaña en descalificar y prometer sin ton ni son, no tuvo ya eco en los electores, y no la tendrá tampoco en los otros estados donde se empeñan en vivir en el anacronismo político que quiere arrebatar, así sea con el uso de la violencia, lo que no pueden lograr por la vía democrática y la contienda libre, justa, equitativa.

En cambio, la coalición que formaron PRD, PT y Convergencia para postular a Ángel Heladio Aguirre Rivero apostó por las propuestas, entre ellas las de llevar a Guerrero los programas que ha implementado el gobierno del Distrito Federal y que han consolidado una política social de vanguardia, ejemplo de una izquierda moderna y con gran capacidad para gobernar con la gente.

A ese plan de gobierno se sumarán las propuestas de Marcos Parra, quien declinó su candidatura por el PAN a favor de Aguirre, fortaleciendo así el trabajo a favor de las mujeres guerrerenses, de la pluralidad política, el respeto a los derechos humanos y el impulso al sector agrario.

Guerrero lo tiene todo para ser un gran estado, para recuperar el sitio que nunca debió dejar como polo de atracción del turismo nacional e internacional, y con ello una fuente importante de captación de inversiones y divisas para apuntalar la economía nacional.

Pero sobre todo es muy importante que los propios guerrerenses puedan dejar atrás de una vez por todas los históricos rezagos en materia social, y en ese esfuerzo podrán contar con el apoyo y experiencia que hemos forjado en la capital del país en más de 13 años de gobiernos perredistas.

El triunfo electoral de la coalición “Guerrero nos une”, nos anima a seguir apostando por el ciudadano que ve en su voto la vía más segura y confiable para dejar atrás el rezago en que han querido mantener a los mexicanos con políticas neoliberales, dictadas en el extranjero, e impuestas a un gran costo social y humano.

Vamos por más ciudadanos dispuestos a no amedrentarse ante la violencia, que ya saben cuál es la vía para el verdadero cambio.

El Estado de México está a nuestro alcance y también lo vamos a ganar.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar