Coincidir por México

Coincidir por México

Encontrar coincidencias entre partidos de oposición por el bienestar de la gente parecería imposible, es un ejercicio que pocos quieren asumir porque los intereses individuales y partidistas los arriesgan a sufrir un costo político-electoral. La consecuencia de que la prioridad sean las elecciones y no el interés ciudadano es que los mexicanos ya no crean en los partidos políticos.

La falta de confianza ciudadana es por la lejanía que existe entre la agenda política que se persigue y la realidad de todos: lo que viven a diario en sus hogares, una economía en picada; en sus trabajos, con salarios que cada vez alcanzan menos, y en las calles, con los altos índices de inseguridad.

¿Por qué permanecer inmóviles frente a la crisis que vivimos en nuestro país?, ¿por qué la apatía frente a la violencia, la pobreza y la corrupción? El gobierno y las diferentes opciones políticas de oposición plantean las mismas soluciones, el mismo plan y estrategias que una y otra vez han fallado a los ciudadanos, cuando México ha cambiado a un ritmo que no hemos podido comprender. La ciudadanía avanza y se adapta a la nueva realidad mundial, su voz es más fuerte y su búsqueda de participación en la toma de decisiones en la vida nacional es cada vez mayor.

Basta comprender lo que la gente nos ha querido decir con los recientes resultados electorales, en los que se lee que la gente ya no quiere más de lo mismo, ya no quiere más el sistema político que nos ha llevado a este momento crítico por el que atravesamos.

¿Cuándo tuvimos un mayor avance democrático en nuestro país? Con el nacimiento del PRD. Y el por qué de esto es claro: porque quienes le dieron vida a nuestro partido se atrevieron a romper con los esquemas establecidos por el PRI, porque esa ruptura histórica abrió las puertas a todos los movimientos sociales, a todas las causas que buscaban un espacio de expresión y de participación, a todas las luchas que por años fueron aisladas por un régimen que no dudó en casi extinguirlas y que en el PRD tomaron el aire y la fuerza que necesitaban para fortalecerse y conquistar sus objetivos.

Arriesgarse no fue fácil, plantear un proyecto de nación no fue sencillo, encontrar las coincidencias de todas la voces respetando la esencia de cada una tampoco, y mucho menos lo fue dejar a un lado intereses particulares, para volcar toda la energía con un solo propósito: sacar a México adelante.

Sin embargo, hubo mujeres y hombres de visión que hicieron nacer ese proyecto que ha madurado, ha crecido y ha dado resultados para beneficio de todo el país.

Hoy la apuesta de nuestro partido es nuevamente abrir la puerta a toda la gente, a todos los movimientos sociales, a todos los que no están de acuerdo con lo que pasa en nuestro país, a todos los mexicanos que a diario llevan a cabo una labor comprometida en organizaciones contra la corrupción, contra los feminicidios, contra la violación a los derechos humanos, a todos los que desde el anonimato trabajan a brazo partido esperando a ser vistos, escuchados. Es por eso que hoy el PRD ha propuesto una alternativa sin precedentes: el Frente Amplio Democrático.

Nuestro interés es sumar para cambiar el rumbo de nuestra nación, dialogar y debatir sobre los errores y desaciertos, para retomar el camino del crecimiento y fortalecer la vida democrática en el país, para así revitalizar el Estado mexicano. Regresemos el poder a la gente para que, juntos con todas las fuerzas políticas de oposición, econtremos coincidencias para rescatar a México.

Presidenta nacional del PRD.
@Ale_BarralesM
www.alejandrabarrales.org.mx

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar