Con los hijos hay una responsabilidad

Con los hijos hay una responsabilidad

Cuando una pareja ya no se entiende, ya no existe el interés de permanecer unidos, nadie los puede obligar. Una mujer no tiene porqué estar con alguien a quien no quiere, ni a un hombre a permanecer a lado de una persona que ya no le interesa; pero lo que no se puede evadir es el compromiso de ambos con los hijos que procrearon. Hay una responsabilidad de contribuir y cuidar su desarrollo personal.

Porque abandonar a los hijos, olvidarse de la responsabilidad de cuidarlos y protegerlos impacta en problemas sociales como la deserción escolar, la delincuencia, las adicciones; porque los menores que no tienen garantizada su alimentación, salud y educación están en situación de desventaja para su crecimiento, para gozar de sus derechos y ser felices.

Hay muchas personas que cuando se separan de las parejas, se separan también de los hijos y los dejan en el desamparo económico. Todos conocemos casos, de familiares, vecinos amigos, en esa situación.

Aquí el valor a tutelar son los niños y las niñas, queremos que las personas que engendran hijos en esta ciudad asuman una paternidad o maternidad responsable, por ello este 7 y 8 de junio la Asamblea Legislativa tendrá un periodo extraordinario que entre otros temas aprobará la creación de un Registro de Deudores Alimentarios Morosos del Distrito Federal.

Porque independientemente de las decisiones que toman los adultos de continuar o no una vida en familia juntos, ambos deben responsabilizarse para un crecimiento feliz de sus hijos, donde este cubiertos los satisfactores básicos para su crecimiento.

Los números nos muestran una realidad innegable de los 12 mil divorcios que se registraron en el 2010, de ellos 10 mil terminaron en litigios donde las mujeres demandaron la pensión alimenticia para los hijos. Esto quiere decir que las parejas no llegaron a un mutuo acuerdo, tuvieron que recurrir a un tercero para exigir un derecho y obligar a las parejas a cumplir con su responsabilidad.

En el Registro de Deudores Alimentarios Morosos del Distrito Federal quedarán inscritos a las personas que hayan dejado de cumplir por más de tres meses sus obligaciones alimentarias. Pero las personas que incumplan con esta responsabilidad podrán ser sujetos de un proceso penal.
Actualmente en el Código Penal la sanción es de seis meses a cuatro años de prisión o de 90 a 360 días de multa, es decir un delito menor que no considera la privación de la libertad; pero con la modificación ahora si habrá pena privativa de tres a siete años de prisión; multa de 100 a 400 días, suspensión o pérdida de los derechos de familia y un pago de reparación por las cantidades no suministradas oportunamente.

Además cuando una pareja decida contraer matrimonio, el Juez Civil deberá informar a los contrayentes si alguno o ambos están incluidos en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos. De esta forma las personas tendrán los antecedentes familiares con quien van a compartir su vida.

Este Registro existen en otras ciudades del mundo con el mismo objetivo, tener un historial del deudor que pueda ser consultado por diferentes entidades sociales, financieras, empresas públicas o privadas, porque estar en él da idea del perfil de la persona. Al final es sólo un mecanismo de presión social para hacer que los padres cumplan con la responsabilidad que tienen con los hijos.

Tenemos que construir mecanismos que nos ayuden a mejorar como sociedad, saber que los compromisos y responsabilidades que se adquieren son con seres humanos. Si unos y otros trabajamos por la satisfacción de las necesidades básicas, por la igualdad de oportunidades, por la realización de las personas, se garantizará el derecho a la felicidad.

Columna en El Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar