Consulta popular, un paso

Consulta popular, un paso

Con la aprobación del decreto por el que se expide la Ley Federal de Consulta Popular, el Senado de la República dio un paso importante hacia el afianzamiento de nuestro régimen democrático.

La participación de la gente en los asuntos públicos es un principio que ha regido la formación ideológica del PRD, por considerar que contribuye al fortalecimiento de la democracia. La Ciudad de México, donde este partido gobierna desde hace casi 17 años, es pionera y referente en ejercicios de democracia directa, desde el plebiscito convocado en 1983 sobre el status jurídico del Distrito Federal hasta las consultas ciudadanas sobre presupuesto participativo que se han verificado año con año desde 2010.

Situación distinta acontecía a nivel federal. Hasta 2012 nuestro régimen constitucional solamente concebía mecanismos de democracia representativa. Las funciones de gobierno se desarrollaban a través de representantes electos mediante voto universal, libre, directo y secreto.

Pero a partir de ese año la Constitución federal se adicionó para considerar en su artículo 35, los principios y bases para el desarrollo de consultas populares. A través de este mecanismo, la ciudadanía puede, con su opinión, incidir en temas de interés nacional.

Tuvo que pasar casi un año y medio para que se concretara este proceso a través de la aprobación de la ley reglamentaria. Por fortuna, la espera ha terminado.

La premisa que guió la posición del PRD en el Senado fue que la ley fuera un instrumento facilitador en el ejercicio de este derecho y no un compendio de requisitos y procedimientos que lo eliminaran por decreto.

La minuta enviada por la Cámara de Diputados contenía elementos que podrían restringir el derecho de los ciudadanos a promover consultas sobre temas que para ellos resulten fundamentales. Por ello y después de un largo proceso deliberativo, a propuesta del grupo parlamentario del PRD se logró modificar de manera significativa el proyecto de dictamen

Se modificó el artículo 5 para adecuarlo a los términos establecidos por la Constitución y hacer menos restrictivos los requisitos exigidos; de tal suerte, se establece que este tipo de ejercicios no se limita a procesos legislativos, con lo que se abre la posibilidad de que proceda respecto de enmiendas constitucionales.

Otro elemento fundamental para delimitar el concepto de “trascendencia nacional” fue la eliminación de las fracciones III y IV del artículo 6. Ahora dicha trascendencia se determinará considerando si los asuntos repercuten en la mayoría del territorio nacional o impactan a la mayoría de la población.

Debemos reconocer que no es la ley que queríamos, pero es un avance sustancial que permitirá consultar a los ciudadanos sobre las modificaciones en materia energética, así como impulsar otras para diversos asuntos fundamentales. Confiamos que los cambios aprobados en el Senado, sean bien recibidos y ratificados en la Cámara de Diputados y no se retrase más esta decisión.

La apuesta de la izquierda es perfeccionar nuestro régimen democrático mediante la inclusión de mecanismos e instrumentos de democracia directa que permitan mayor empoderamiento de la ciudadanía, pues ésa fue la razón de ser de la reforma al artículo 35 constitucional.

Consultar a la gente no implica renunciar al ejercicio de la función pública. Tampoco consiste en descargar responsabilidades en la ciudadanía. Simplemente se trata de involucrar a la colectividad en la toma de decisiones respecto de asuntos que pueden beneficiar o perjudicar a todos, para que cada quien fije su posición respecto de los asuntos colectivos conforme a sus propias creencias y razones.

Reconocemos que las consultas populares no garantizan por sí mismas las mejores soluciones, pero sí aseguran al menos, que las decisiones sobre asuntos de interés nacional cuenten con la mayor legitimidad.

Ante el escenario político, económico y social que atraviesa el país, no solamente es necesario sino que resulta indispensable consultar a la población en los asuntos trascendentes.

Senadora de la República por el PRD

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar