Contra adicciones, toda medida es importante

Contra adicciones, toda medida es importante

El incremento de las adicciones en nuestra ciudad obliga a las autoridades a tomar medidas que algunos consideran drásticas, pero contribuirán a esta cultura de responsabilidad entre la población para poner límites. Es momento de que todos tomemos conciencia y participemos desde nuestro ámbito.

Muchas veces todo empieza con un cigarro, una cerveza, un poco de alcohol, monas, inhalantes, mariguana y termina con individuos atrapados en las adicciones, personas que pierden el control de su vida y la voluntad de sus actos.

Es una realidad que en nuestra ciudad y en nuestro país cada vez las y los niños se vuelven adictos a menor edad, estamos frente a un fenómeno social multicausal, que requiere para su atención una diversidad de políticas públicas, por eso es importante que como sociedad tengamos presente que todas y todos debemos contribuir.

Es fundamental que las autoridades tomen medidas contundentes para no fomentar las adicciones. Recientemente en la Plaza de Garibaldi se determinó que estaba prohibida la venta alcohol en la vía pública y así combatir la
delincuencia y controlar la venta de bebidas adulteradas.

El tema generó malestar, pero de lo que se trata es de apoyar a la población, de que se genere una nueva cultura de prevención, de respeto, porque los excesos no contribuyen a una mejor convivencia social.

Garibaldi ha tenido un proceso muy interesante de recuperación del espacio público, la fiesta y la tradición no tiene que ir de la mano de los excesos; este es el momento en que la ciudadanía con autoridades y sus representantes tiendan los puentes necesarios para recomponer el tejido social tan lastimado.

No se trata de calificar el comportamiento social, sino que al interior de las propias familias el tema de las adicciones se ha colocado como una de sus cinco principales problemáticas en la ciudad, de acuerdo con un estudio que se hizo en las 16 delegaciones hace un par de años.
Garibaldi es un atractivo turístico, emblemático de nuestras costumbres y tradiciones y debemos sentirnos orgullosos que así sea.

Hace unos días el director del Instituto para la Atención y Prevención de Adicciones del Distrito Federal, Rafael Camacho, informó que en la capital del país se concentran los mayores porcentajes de consumidores de drogas a nivel nacional.

El 32% de los consumidores de alcohol están en el DF, esto es más de 2 millones de personas; el 30% de los fumadores de tabaco, unos 2 millones; el 8% de los consumidores de drogas como la mariguana, la cocaína o crack, las metanfetaminas, el éxtasis o cristal; más de medio millón es adicta a inhalantes.

La preocupación particular por el tema de los inhalantes ya lo habíamos tocado en este espacio, como una preocupación muy particular, pero el Instituto contra las Adicciones vino a ratificar la dimensión del problema al decirnos que se ha convertido en al droga preferida para menores de 14 años.

En las páginas de este diario leímos que de acuerdo con al Encuesta Nacional de Adicciones 2008 el consumo de drogas ilegales disminuyó 5 años, al pasar de 15 años a 10 en un sexenio, entonces estamos esperando los resultados del último estudio que no se ha dado a conocer, por ello urge tomar medidas.

Acciones y medidas que ayuden a todos, no queremos condenar a una parte de nuestra población a esta realidad, sumemos esfuerzos para enfrentar esta problemática social y al mismo tiempo hay que generar acciones que apoyen a los jòvenes.

Trabajemos juntos.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar