El cambio climático requiere de un compromiso

El cambio climático requiere de un compromiso

Emisión de gases de efecto invernadero, alteraciones del clima, incremento de los niveles en mares y ríos, desprendimiento de glaciales producto del calentamiento global, fenómeno del niño o de la niña, pérdida de selvas y bosques todos estos son algunos conceptos e ideas que se han incorporado a nuestra vida cotidiana por el cambio climático, pero el compromiso con el medio ambiente requiere de acciones concretas porque sino lo hacemos, a la vuelta de los años nos vamos a arrepentir.

No se trata de ponerse fatalista, sino de ser conscientes del reto a nivel mundial que tiene el país y la ciudad, debemos construir reglas que sirvan para mitigar y adaptarse al cambio climático, para convertirlas en una actitud y una cultura.

Por ello, la importancia de abrir espacios para el debate de estos temas, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Secretaría de Relaciones Exteriores organizaron un seminario denominado “El papel del derecho en la mitigación y adaptación del cambio climático”, ahí recalcamos el impacto ambiental que tiene una ciudad como el Distrito Federal donde habitan 8.6 millones de personas, pero conviven 19 millones.

Tan sólo el verbalizar el problema nos compromete y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal levanta la mano, pues a fines del 2010 aprobó una Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, con esto la Ciudad de México es una de las pioneras en la búsqueda de construir una relación amable con el medio ambiente.

Vale recordar que las mejores leyes son aquellas que se cumplen y el principal promotor de la legalidad es precisamente la sociedad civil que participa, que se organiza, pero que también demanda y exige.

La ley obliga a tener acciones concretas como crear un Fondo Ambiental de Cambio Climático, integral un Atlas de Riesgo de Cambio Climático, participar en la emisión de bonos de carbono con el incremento de áreas verdes y así contrarrestar los efectos negativos por el consumo de combustibles fósiles; se podrán proponer impuestos y descuentos fiscales en materia ambiental; además de que las obras deberán tener un enfoque sustentable.

Las acciones con esta ley son tanto para el sector público, privado y sociedad, comprometámonos.

Columna en La Crónica de Hoy

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar