El compromiso de ser padre

El compromiso de ser padre

Los divorcios de las parejas no tienen porque terminar en un rompimiento con las y los hijos. Padres y madres no deben evadir la responsabilidad que tienen con los menores de edad para garantizarles una vida donde satisfagan sus necesidades básicas, un entorno que les dé seguridad y buscar su felicidad.

El caso del ministro en retiro Genaro Góngora Pimentel, ha despertado una diversidad de críticas por su proceder al acusar a la madre de sus hijos por fraude e impugnar la pensión que le obligaba pagar 35% de los más de 300 mil pesos que cobra mensualmente.

Ante los argumentos para defender su posición cuantifica los frijoles, el arroz, el azúcar, las tortillas, la carne que los dos niños pueden comer, así como los calcetines y trusas que van a requerir, porque sus hijos con autismo son de clase media baja y su condición les impide divertirse.

A este padre se le olvidó la atención médica que requieren los dos niños, las condiciones para su desarrollo y cuidados que necesariamente implican más gastos.

Este caso toma relevancia pues se trata de un ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pero se trata de eventos muy comunes en nuestro país; donde muchos padres buscan, dentro de la ley o fuera de ella, alguna “rendija” que les permita evadir la responsabilidad que tienen en la manutención de sus hijos.

De acuerdo con cifras oficiales, 31.4% de los hogares en el Distrito Federal son encabezados por mujeres. Es el porcentaje más alto a nivel nacional y estamos hablando de jefas de familia que asumen, en toda la extensión de la palabra, la responsabilidad. En su gran mayoría no reciben apoyo para esta labor.

La Primera Visitaduría General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha señalado que uno de cada tres hogares es sostenido por mujeres y tres de cada cuatro hijos de padres separados no reciben pensión alimenticia.

Esa es nuestra realidad, por ello en la quinta Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal propuse una serie de reformas al Código Civil y Penal del Distrito Federal para crear el Registro de Deudores Alimentarios Morosos (Redam) y se publicó en la Gaceta Oficial en septiembre de 2011, para que los padres que no cumplan con la obligación de pagar pensiones alimenticias lo hagan con cárcel, y la sentencia podría llegar a cinco años.

La idea es proteger a las mujeres porque son ellas las que mayoritariamente se encuentran en esta situación.

Las madres que asumen la responsabilidad de cuidados y manutención de las y los hijos, buscamos que los padres participen en el bienestar y desarrollo de los menores.

Esta iniciativa ya está lista para discutirla en el Senado y tener el Registro de Deudores alimentarios Morosos nacional; con estas herramientas legales pretendemos acortar la inequidad en la viven las mujeres.

Es momento de que jueces, autoridades, legisladores salvaguardemos los derechos de niñas, niños, adolescentes para satisfacer sus necesidades de alimentación, salud, educación, sano esparcimiento y desarrollo integral como lo establece la Constitución, sin importar quienes sean los padres.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar