El reto de generar empleos

El reto de generar empleos

La generación de empleos es un reto no sólo del Distrito Federal, sino en todo México; el problema del crecimiento económico, la falta de condiciones para la inversión, el compromiso de las autoridades con los sectores involucrados para detonar el desarrollo que requiere la nación.

Gobierno, iniciativa privada, institutos, universidades han hecho múltiples diagnósticos de la situación laboral en nuestro país, la forma en que se ha estancado la generación de empleos; el problema ya lo conocemos pero urge encontrar fórmulas que detonen la economía en nuestro país.

Hace unos días José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), aseguró que la generación de empleos este año será insuficiente ante la demanda.

Este argumento no es nuevo, lo escuchamos al inicio de cada año, nos dicen que no se alcanzarán los empleos que se demandan, ni siquiera para satisfacer el rezago histórico.

Gurría nos dijo que la meta para 2012 es de 500 mil a 600 mil empleos, la cual está por debajo de las necesidades reales, que por lo menos son de un millón de nuevos puestos de trabajo.

No dicen los especialistas que el crecimiento para el país será de 3% y que es bueno, sin embargo es insuficiente para las necesidades que tenemos, porque sin generación de empleo y un combate real a la pobreza, no habrá condiciones para reducir la inseguridad.

Veamos lo que sucede en el mundo, China sufrirá secuelas de la crisis en Europa, sin embargo su crecimiento estimado es de 7%.

Vincular academia e industria

Un aspecto de la cadena productiva en la que se ha insistido es la necesidad de vincular la academia, los cuadros que forman las universidades, la investigación en los institutos con los requerimientos del empresariado y de la industria nacional.

Este no es un argumento nuevo, pero sí es un aspecto que no hemos explotado.

Salvo contadas excepciones que han sido muy exitosas en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), tenemos roto este proceso; la investigación que se genera en las universidades públicas y privadas no se aprovecha, no hay un vínculo que funcione en automático.

Ese es un aspecto prioritario, en el cual desde la Asamblea Legislativa del Distrito Federal trabajamos con el Consejo Económico y Social de la ciudad, queremos que los jóvenes egresados de las instituciones de educación superior puedan encontrar trabajo al concluir sus estudios y no terminen sumándose a las estadísticas de desempleo anual.

De manera concreta hemos trabajado el tema con el Instituto Politécnico Nacional (IPN), a través del Fideicomiso de Apoyo a la Educación de las y los Jóvenes de la Ciudad de México que en el pasado ejercicio contó con 150 millones de pesos y en este 2012 se le destinaron 100 millones.

Se trata de que la industria específicamente diga qué tipo de especialidad requiere de profesionistas y el IPN se encarga de dotarlos de los conocimientos que se demandan, la idea es que estos jóvenes de inmediato puedan colocarse en el mercado laboral.

El engranaje conocimiento-ciencia y tecnología-industria debe de funcionar de forma dinámica. Esa es la fórmula que han utilizado los países desarrollados, porqué nos cuesta tanto instrumentarla a nosotros.

Trabajo para tod@s

Para el pensamiento de izquierda uno de sus pilares es dotar de oportunidades a todos y todas para su desarrollo, tener un piso mínimo de derechos que nos iguale en las posibilidades de crecimiento.

Nuestra ciudad se ha desarrollado en obras en estos últimos 15 años, el siguiente paso irremediablemente es generar empleos, la propuesta que hemos trabajado en la Asamblea con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es detonar cinco diferentes polos de desarrollo que permitan aprovechar tanto la vocación económica de la ciudad, como las particularidades de cada delegación.

Xochimilco puede convertirse en el centro de convenciones más grande de la ciudad y vincularlo con la vena turística que tiene esta delegación; en Azcapotzalco se trata de recuperar la industria que hizo crecer al Distrito Federal; en Iztapalapa aprovechar la densidad poblacional y hacer uso de la tecnología en beneficio de la población para el desarrollo de cadenas productivas.

No pretendemos homogeneizar el crecimiento en la ciudad, sino que cada delegación tiene su particularidad que podemos detonar juntos autoridades, empresarios, academia y la población.

Todos apoyamos la generación de empleos, el método aquí hace la diferencia; porque desde la visión de izquierda queremos crear vínculos, atraer la industria, cuidar el medio ambiente y el bienestar social; otros ponen por delante el sacrificio de la clase trabajadora.

Las consecuencias de haber hecho a un lado la demanda de empleo y la pobreza en nuestro país las estamos sufriendo con la inseguridad y las generaciones de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Hagamos un alto en el camino para comprometernos a favor del desarrollo de nuestra ciudad y nuestro país.

Columna en El Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar