Elecciones ciudadanas, apuesta a futuro

Elecciones ciudadanas, apuesta a futuro

Las elecciones vecinales que se celebrarán en el Distrito Federal el próximo 24 de octubre, son una oportunidad para reactivar la participación ciudadana, después de 11 años que se canceló ese ejercicio. Capitalinos organizados a favor de la comunidad.

Queremos sentar las bases para recuperar el tejido social que se ha roto y como vecinos organizados atemperar los problemas como la inseguridad y el narcotráfico en nuestro entorno inmediato, recuperar los valores que nos hacían parte de una comunidad. Si no participamos, si no nos organizamos, otros lo van a seguir haciendo.

Las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana, la gente no irá a las urnas y agotará el 100 por ciento de las boletas, pero este ejercicio nos permitirá poco a poco recuperar el interés de la gente de participar, de ser escuchada, en 5 o 10 años los resultados serán otros y nos dejarán satisfechos.

Fue responsabilidad de esta Quinta Legislatura de la Asamblea retomar ese esfuerzo, pasó más de una década para que se volviera a tocar el tema, el hecho de llevar a cabo este esfuerzo ciudadano para algunos podría ser ocioso, sin embargo la decisión de incentivar a la participación vecinal tiene objetivos a largo plazo.

Los diputados locales pudieron no hacer nada, dejar el tema guardado, a algunos entes de poder lo que menos les importa es una ciudadanía activa, un ciudadano organizado y demandante de sus derechos, a otros no; para nosotros es fundamental que la gente participe en la toma de decisiones que van a afectar su entorno, el ambiente donde se desarrollan.

Una sociedad participativa obliga a tener mejores gobiernos; los ciudadanos que exigen a la autoridad, que se sientan en la misma mesa sin importar su ideología o su posición política, solo para reclamar el cumplimiento de la ley, para que todos aquellos que son sus representantes o sus autoridades respondan.

Pero también proponen, acuerdan, discuten y eso impacta de manera positiva en sus hogares, calles, colonias.

El hecho de que el Distrito Federal tuviera un Regente y Delegados hasta antes de la reforma electoral de 1996, hacía que los capitalinos tuvieran solamente una organización de junta de vecinos, jefes de manzana; esa era la única instancia ciudadana para poder medio dialogar con las autoridades impuestas por el Presidente en turno.

Pero desde 1999 desaparecieron estas figuras y por lo tanto el mecanismo de participación vecinal, por ello la importancia de retomar estos procesos ahora. Los diputados de la Asamblea Legislativa reactivamos la elección y el 24 de octubre serán los comicios ciudadanos, conscientes de que no habrá una participación del 70 por ciento en las urnas, pero en las cuadras y manzanas la gente tendrá a su representante.

Estamos preparados y claros de las críticas que se vendrán después de estas elecciones, para ciertos sectores será un fracaso por la baja participación, pero para nosotros es reactivar la participación ciudadana, retomar nuestra educación cívica.

En los foros universitarios o en los artículos de politólogos se cuestiona con frecuencia la representatividad de los ciudadanos en los partidos, el alejamiento y la descalificación que tienen los partidos políticos ante los electores. Queremos con estas elecciones empezar por la organización primaria de la gente en su comunidad, para que cada vez más voces se escuchen en las tomas decisiones.

En 1997 por primera vez los capitalinos elegimos quien nos gobernara, con qué proyecto se iba a gobernar la ciudad, a la vuelta de los años es impensable que nos quitaran este derecho; ese es el espejo que queremos sea referencia en las elecciones vecinales, al tiempo será una representación indispensable y no se dudará en la importancia de esas elecciones.

Estaremos atentos a los comentarios y críticas que surjan por estas elecciones, la apuesta es por la democracia y por el futuro de nuestra ciudad.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar