Entre lo urgente y lo importante

Entre lo urgente y lo importante

El rezago legislativo con que concluyó el primer periodo de sesiones de este año resulta preocupante y revelador. Por un lado quedaron sin regulación asuntos de extrema importancia y urgencia, como por ejemplo la integración de los organismos Públicos Electorales de los Estados no obstante que estamos a meses de que inicie el proceso electoral 2014-2015.

Por otro lado, se hizo patente la poca disposición del partido político mayoritario en el Congreso de la Unión de mantener los compromisos adquiridos cuando se reformó la Constitución de la República en temas relevantes, algunos de los cuales, incluso, fueron aprobados por consenso.

Así quedó de manifiesto con la iniciativa presidencial en materia de telecomunicaciones, la cual notoriamente se aparta de la reforma constitucional de 2013 en ciertos rubros. Los retrocesos en esta propuesta motivaron todo tipo de reacciones y, en cierta medida, polarizaron el debate sobre esta legislación. Sobre todo, en los temas que involucran derechos fundamentales de la ciudadanía, como la libertad de expresión y el derecho a la información.

Visto de manera positiva, el retraso en el dictamen de esta legislación abre una nueva oportunidad para analizar con detenimiento los puntos polémicos. En cierta forma, el debate dado en el Congreso, las opiniones de especialistas y las manifestaciones públicas, han dejado ver que existe una especie de consenso sobre temas que no pueden ni deben ser aprobados en los términos que propuso el titular del Poder Ejecutivo.

Dos temas destacaron por las implicaciones directas que tienen en la población. La censura en Internet y las medidas de geolocalización e intervención de comunicaciones sin que medie orden de la autoridad judicial.

Las legisladoras y legisladores de izquierda no vamos a acompañar una propuesta que coarte o límite derechos de la ciudadanía. Rechazamos que se censure el libre acceso y navegación en Internet. Por ello, estaremos atentos a que se incluyan reglas que garanticen la neutralidad de la red y rechazaremos aquéllas que permitan bloquear contenidos de manera discrecional.

Tampoco aceptaremos facultar a los ministerios públicos para actuar arbitrariamente en detrimento de los derechos de los ciudadanos, al solicitar la geolocalización de equipos móviles y de personas o, bien, la intervención de las comunicaciones. Creemos que por su trascendencia, este tipo de medidas sólo deben ser autorizadas por la autoridad judicial, salvo que se demuestre que se pone en peligro la vida o la seguridad de las personas, como lo ha interpretado la Suprema Corte de Justicia.

En el grupo parlamentario del PRD en el Senado estamos conscientes que dadas las condiciones en que actualmente se encuentra el proceso de dictamen de la ley, no basta la crítica y la denuncia sobre los retrocesos, lagunas y excesos normativos que contiene la iniciativa presidencial y se reiteran en el dictamen sometido a consideración de quienes integramos las comisiones dictaminadoras.

Además de insistir en nuestras diferencias y expresar los argumentos que las respaldan, vamos a asumir una actitud propositiva y constructiva. Vamos a presentar en blanco y negro la forma en que creemos se debe regular los aspectos controvertidos. Para ello, a partir de esta semana senadoras y senadores del PRD hemos puesto de nueva cuenta un nuevo plan de acción para incidir en los aspectos formales y de fondo del dictamen, con la finalidad de que lograr una ley de calidad, congruente al marco constitucional.

Sería lamentable que pese a este diferimiento, la mayoría parlamentaria insista en aprobar la propuesta presidencial, haciendo caso omiso a la opinión de las otras fuerzas políticas, pero sobre todo a los reclamos sociales.

Creemos que en el proceso de aprobación de esta ley se debe hacer un esfuerzo por empatar los objetivos legales, los intereses económicos y políticos que involucran los sectores regulados, con los beneficios para la población.

De no ser así, se corre el riesgo de convocar a un periodo extraordinario sin contar con los acuerdos suficientes y que se repita la penosa experiencia de posponer su aprobación.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar