¿Es acertado hacer un recorte de personal de Pemex?

¿Es acertado hacer un recorte de personal de Pemex?

Para hacer frente a la crisis económica por la que atravesamos, el Gobierno Federal debe ajustar el gasto que realiza en los grandes privilegios con los que cuentan los funcionarios, los altos salarios y prestaciones de las que gozan.

Considerar que una crisis económica, como la que vivimos actualmente los mexicanos, se afronta con el despido de trabajadores, es equivocado.

“Ahorrar” dejando sin sustento a miles de familias no sólo no contribuye a solucionar la grave situación económica en la que se encuentra el país, sino por el contrario, agudiza seriamente el problema.

Desde la discusión de la reforma energética advertimos que lo que pasaría después de aprobarla sería el despido de trabajadores y hoy se vuelve una realidad.

Hace unas semanas decíamos en este mismo espacio que para hacer frente a la crisis económica por la que atravesamos, el Gobierno Federal debe ajustar el gasto que realiza en los grandes privilegios con los que cuentan los funcionarios, los altos salarios y prestaciones de las que gozan, antes que hacer recortes al gasto social como el de las pensiones a adultos mayores.

De igual forma, el despedir trabajadores no sólo no es la solución sino que agravará la ya de por sí difícil situación en la que viven millones de mexicanos, generando un mayor descontento social.

No se puede reactivar nuestra economía si no incentivamos el consumo interno, pero mientras no se generen las condiciones para que nuestros trabajadores puedan mejorar su nivel salarial, seguirán condenados a seguir subsistiendo con lo mínimo indispensable.

Por ello, esta decisión no solo no es acertada, sino que resulta preocupante que se pudiera replicar en otras dependencias y seguir enviando trabajadores a la calle.

Columna en Publimetro

ab2

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

One Comment

  1. Pablo G
    Feb 24, 2015 @ 11:26:28

    Evidentemente, yo empezaría por los sueldos de los diputados y senadores, siguiendo por los privilegios que tienen n funcionarios, locales, estatales y federales, evidentemente siempre pagan los platos rotos la clase trabajadora, tembien investigaría el patrimonio de TODOS los políticos, propiedades, etc. la malversación de fondos públicos, y tipifacaría el fraude de un funcionario público al triple de un civil, normal.
    Saludos

    Reply

Comentar