¿Es tiempo de superar el dolor por la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa?

¿Es tiempo de superar el dolor por la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa?

A tres meses de los atroces acontecimientos en Iguala, el llamado que hiciera el titular del Ejecutivo federal para ir hacia delante y superar este momento de dolor se percibe como una desafortunada intención de dar carpetazo al tema, y condenar este episodio de la vida nacional a dormir el sueño de los justos.

La sociedad mexicana ha hecho suyo el duelo por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, se ha sumado a los reclamos de justicia de los padres y no ha dudado en verter su indignación en las innumerables marchas y espacios de expresión. El sentir de la sociedad es muy claro, no quiere un México en donde la única certeza es la impunidad.

Sencillamente no puede darse vuelta a la página en tanto los hechos no queden plenamente esclarecidos; sin que se tengan pruebas fehacientes, conclusiones fundadas a las investigaciones y sobre todo, sin que se ejerza justicia.

El dolor no tiene fecha de caducidad y la indignación no sólo no puede, sino que no debe superarse hasta que queden satisfechos los reclamos que hoy hacen millones de mexicanos.

Las declaraciones del Presidente aumentan la desconfianza en las instituciones del Estado y acrecientan la enorme distancia que existe entre los ciudadanos y su Gobierno. Confirman la falta de voluntad o quizá la incapacidad para resolver los asuntos de su competencia. Es momento de devolverle a la gente la garantía de que en México la seguridad y la paz son posibles.

La desaparición de los 43 jóvenes normalistas de Guerrero ha dado cuenta del despertar de una sociedad dispuesta a ser protagonista del cambio. Ningún gobierno puede hacerse de oídos sordos ante lo que la ciudadanía, en su legítimo derecho, quiere hacerle saber a la autoridad. El llamado a dejar atrás lo sucedido sólo puede entenderse como una intentona para hacer invisible la profunda crisis social que vivimos.

Frase:

“No puede darse vuelta a la página en tanto los hechos no queden plenamente esclarecidos; sin que se tengan pruebas fehacientes, conclusiones fundadas en las investigaciones y sin que se ejerza justicia”.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar