Hacer las cosas diferentes

Hacer las cosas diferentes

“Locura es hacer lo mismo
una y otra vez esperando
obtener resultados diferentes”.
Frase atribuida a Albert Einstein

Es evidente que nuestro país atraviesa por uno de sus momentos más críticos y en este último año pareciera que los problemas se han agravado, polarizando a la sociedad mexicana, creando un ambiente de descontento y de enojo por falta de resultados, y dejando una percepción de falta de voluntad de las partes.

Así es como se vive la crisis que se ha desatado debido a la implementación de la reforma educativa, en un ir y venir de descalificaciones, en declaraciones que primero condenan y culpan, y que después buscan conciliar, pero que en la realidad no nos han llevado a ninguna parte.

Pretender implementar la reforma educativa basados sólo en un nuevo marco jurídico y sin involucrar a los maestros ha traído como resultado un conflicto en donde pareciera que lo único que importa es demostrar quién tiene la razón, dejando a un lado a los principales afectados: los millones de estudiantes de nuestro país a quienes les urge un modelo educativo que garantice la calidad, el ser competitivos en un entorno cada vez más demandante, y mejores oportunidades para desarrollarse y sacar adelante a nuestro país.

A lo largo de este conflicto se ha demostrado que sin apertura al diálogo y a una inclusión de todos los sectores involucrados en el proceso educativo, no es posible avanzar, ¿por qué seguir bajo la misma dinámica?

La educación es responsabilidad de todos: estudiantes, profesores, autoridades educativas, expertos, padres de familia, personal administrativo, sociedad civil, iniciativa privada, todos, absolutamente todos deberíamos estar involucrados, informados, interesados y ocupados en lo que será el futuro de nuestros hijos y todavía más allá, el futuro de México.

En la reforma educativa no todo está mal, pero hay que aceptar que un grave error en su construcción fue no considerar a los maestros, cuando ellos son protagonistas y uno de los factores más importantes dentro del proceso educativo.

Otro error es haber puesto en el centro de la reforma a la evaluación docente, no como una herramienta para la mejora educativa, sino como un fin en sí mismo, cargando la responsabilidad de la calidad de la educación en los docentes del país. Debe quedar claro: los profesores son nuestros principales aliados en la educación y el verdadero centro de la reforma educativa es el Modelo Educativo.

En el Partido de la Revolución Democrática tenemos el firme propósito de contribuir a la solución del conflicto que existe entre el magisterio y las autoridades. Es por eso que esta semana hemos abierto las puertas de nuestro grupo parlamentario en la Cámara de Diputados y en el Senado, para dar cauce institucional a las inconformidades que se han planteado sobre la reforma educativa. La próxima semana tendremos nuestra primera reunión para comenzar a analizar a profundidad cada punto, para emitir una propuesta ciudadana que verdaderamente nos involucre a todos.

Tenemos prisa para dar fin a este conflicto, pero sólo llegaremos a materializar la reconciliación nacional con acciones inmediatas y no con discursos. Querer tener la razón es lo que nos ha alejado de la gente, creando una brecha dolorosa que sólo profundiza el descontento y rechazo social.

Si no encontramos soluciones diferentes, seguiremos pasando la misma factura con un costo más alto a las siguientes generaciones.

Presidenta nacional del PRD.
@Ale_BarralesM
www.alejandrabarrales.org.mx

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

One Comment

  1. Martha Navarro
    Ago 13, 2016 @ 11:52:41

    hola Ale, la reforma educativa involucra a los alumnos, los maestros, los exámenes, etc. El punto más importante, considero, es la confusión de la calidad, cantidad y cualidad en la educación y la otra mucho más importante los derechos laborales de la reforma del trabajo. Eso es lo que no está claro. Si mezclas ambos verás que no hay resultados como dices. Pero es tan ilógico como cuando los zapatistas querían una ley de derechos individuales para los indígenas y otra para los demás mexicanos. confío en tu buen juicio y enhorabuena por esta nueva posición. saludos

    Reply

Comentar