Hagamos un pacto entre mujeres

Hagamos un pacto entre mujeres

Casi mil 400 mujeres procedentes de diferentes zonas de la capital nos dimos cita ayer en el Teatro de la Ciudad para emprender una ruta que llevará al Distrito Federal a convertirse en la ciudad de la cero tolerancia a cualquier forma de violencia, maltrato, discriminación o abuso hacia las mujer.

Tras escuchar el testimonio y las propuestas de varias de las participantes, quedó claramente establecida como una meta para el corto plazo la integración de lo que llamamos el Pacto de las Mujeres de la Ciudad de México, el cual definirá con toda precisión las líneas de acción política, económica, social e incluso urbanística.

Con esa ruta definida en el Pacto, la ciudad tendrá que planificarse en todos esos aspectos con nuestra intervención, y nunca más sin nosotras, nunca más sin tomar en cuenta nuestras necesidades y propuestas, así sea hasta en el más mínimo detalle, lo mismo al definir una política o programa público que al decidir la infraestructura urbana para que sea la más apropiada.

Este Pacto de las Mujeres de la Ciudad de México, como lo llamamos a propuesta de Guadalupe Loaeza, se integrará con las propuestas muy específicas que se presenten en los siguientes tres meses en foros, talleres y consultas que haremos en las dieciséis demarcaciones.

Nos queda claro que las necesidades específicas que puede tener una mujer que vive en Xochimilco, Tláhuac o Cuajimalpa no son las mismas de quien vive en Cuauhtémoc, Azcapotzalco o Álvaro Obregón.

En estos tres meses tendremos suficientes elementos y propuestas para hacer un diagnóstico completo de la ciudad, con el detalle de las características de cada delegación, para saber los problemas y necesidades que tienen en cada zona.

Queremos que ese conocimiento de las delegaciones nos sirva para la planeación integral que requiere esta ciudad, porque hasta ahora se ha realizado solo con la perspectiva del varón.

La integración de ese pacto demostrará además, tanto a hombres como a mujeres, que es rotundamente falsa la afirmación que suele repetirse de que el peor enemigo de la mujer es la misma mujer. No es así, porque la organización y acciones que emprendemos unidas siempre derivan en un cambio positivo para todos.

También resulta muy valiosa la propuesta que hizo Isabel Miranda de Wallace, mujer valiente y ejemplar, para que cada una de nosotras “adopte” a otra mujer para apoyarla cuando esté en una situación vulnerable o respaldar sus propuestas y acciones.

La participación y la unidad de todas hará que ese gran Pacto de las Mujeres de la Ciudad de México marque un parteaguas en la forma como nos relacionamos hombres y mujeres, de todas las edades, en todos los ámbitos.

Un elemento importante será vencer el temor, los prejuicios o inclusive la propia tendencia que nos lleva muchas veces a reproducir en la escuela, el trabajo, el hogar o la calle, las diferentes formas de discriminación y violencia hacia las mujeres.

Afortunadamente hemos dado pasos decididos para apoyar a esas mujeres que aún sienten temor de denunciar a sus agresores. No sobra recordar que en la Asamblea Legislativa acabamos de aprobar reformas al Código Penal para hacer más rigurosas las sanciones contra quien agrede a una mujer, incuso en el seno de la familia.

A esa reforma se sumará la que vamos a proponer el próximo jueves al Código Civil para asegurar que los padres cumplan su obligación de asegurar el sustento para sus hijos, mediante la pensión alimenticia.

Se integrará además el Registro de Deudores Alimentarios (Redam), cuya consulta será pública y se castigará a las empresas o patrones que mientan respecto al sueldo o contrato que les pagan para ayudarles a no pagar la pensión alimenticia.

Esas reformas, y otras acciones, programas y políticas son las que nos permitirán ir cerrando el paso a cualquier forma de discriminación, exclusión, violencia o maltrato contra las mujeres en la Ciudad de México, y nuestras mejores aliadas en este camino que estamos decididas a transitar seremos nosotras mismas.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar