La felicidad como un derecho

La felicidad como un derecho

¿Qué se necesita para ser feliz? El desarrollo que todos tenemos como seres humanos está vinculado a ser felices o no, esta condicionante impacta directamente en el tipo de sociedad que somos, por eso es indispensable trabajar desde el ámbito público en este objetivo.

Hay diversas escuelas filosóficas que abordan el tema de la felicidad, desde Aristóteles; pero nosotros queremos empezar esta reflexión sobre qué hace infeliz a la gente. Cuando los ingresos familiares no alcanzan en las familias y tienen que sacrificar la educación de alguno de los hijos; cuando los padres y las madres se truenan los dedos porque es fin de quincena y no hay dinero para la comida; porque se gastó el dinero de los pasajes y hay que regresar caminando; cuando se tiene un familiar enfermo y no se pueden comprar las medicinas; esas son algunas de las preocupaciones que no los hace estar a gusto.

Encauzar las políticas públicas que puedan permitir la atención de los satisfactores de la población es una responsabilidad del Estado, para permitir un desarrollo sano y armónico de su población.

El sistema político mexicano ha pasado por varias etapas donde parecía que lo más importante era cuidar al régimen de gobierno; después se privilegió cuidar al mercado que nos dictaba las reglas de qué era lo importante y qué era lo urgente. La alternancia en los gobiernos locales ha permitido demostrar a la población que las prioridades cambian.

Para la izquierda es determinante que la inversión sea en la gente, en el desarrollo de la población y nos da gusto que países como Francia y Ecuador en sus Constituciones incorporaron el concepto de la felicidad.

Desde el Distrito Federal queremos poner nuestro sello al involucrarnos en los requerimientos de la gente, de la comunidad para darle atención a los temas que tienen un impacto real en la vida cotidiana.

Y podemos sentirnos muy orgullosos todos -autoridades, legisladores y sociedad- de que en la capital del país tenemos 350 programas para proteger a la gente, en todo su desarrollo: gestación, niñez, juventud, madurez y vejez.

Por ejemplo, cuando arrancó el programa de apoyo a los adultos mayores se cuestionó sus objetivos, pero cuántos realmente reconocieron la deuda social que tenemos con nuestros ancianos. Porqué negarles el apoyo que puede ser la diferencia entre comer o no comer, de comprar las medinas o no; a nivel familiar vimos lo que representó este apoyo en independencia de los adultos mayores, a los cuales no debemos volver a dejar en el abandono. Hoy el 92 por ciento de este sector de la población cuenta con algún tipo de beneficio de los programas sociales.

Que más de la mitad de la población del país viva en la pobreza, coloca al DF como la segunda entidad más habitada de México en una condición difícil, por eso la necesidad de ofrecer los comedores comunitarios, para que la gente no se quede sin comer. Actualmente operan 350 comedores distribuidos por toda la ciudad, donde se han distribuido más de 10 millones de comidas.

Del total de la población que está fuera del sistema de salud pública, pues en la Ciudad de México el 75 por ciento de ellos tienen atención médica y medicinas. Se vacuna a las niñas para prevenir el papiloma humano; el cáncer de mama es la principal causa de muerte en las mujeres y desde que se estableció un programa integral para atender este mal se han realizado más de 540 mil mastografías, que permitieron detectar a tiempo la enfermedad en 4 mil mujeres.

Aquí los niños y niñas no dejan la escuela por falta de útiles y uniformes. Desde 2007 a la fecha se han entregado 10 millones de estos apoyos; además se tienen becados a más de 200 mil estudiantes que cursan el bachillerato para que no dejen de estudiar.

Salud, alimentación, educación, seguridad, es lo mínimo que se requiere para poder partir de un mismo piso de igualdad de oportunidades; después cada persona según sus capacidades podrá desarrollarse y ser feliz como desee.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar