La tecnología puede acortar diferencias

La tecnología puede acortar diferencias

Queremos que el DF sea la primera ciudad del país que ofrezca a su población el acceso a internet de forma gratuita, lo que puede convertirse en una ventana de oportunidades para la gente tanto para estudiar como para trabajar y favorecer el desarrollo social.

Este es uno de los temas que proponemos que pueden contribuir al desarrollo del país y por lo tanto de la ciudad de México, es una medida que puede beneficiar en el corto y mediano plazo y ser una apuesta para el futuro. Queremos que el Distrito Federal sea realmente una ciudad digital.

A petición de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la UNAM a través del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad analiza los cuatro ejes para construir un proyecto a futuro, el diseño de la ciudad para los próximos 20 años.

La UNAM ya entregó la síntesis de los Talleres de análisis para el desarrollo económico, social y urbano en el Distrito Federal y a partir de la próxima semana inician los foros de consulta.

Uno de los temas es la tecnología y su impacto tanto social como económico que son determinantes para el futuro.

De acuerdo con los resultados del Censo 2010, el INEGI nos informa que una tercera parte de la población es usuaria de internet, y son Baja California, Distrito Federal y Nuevo León las que registran el mayor número de hogares con acceso a internet, son tres de cada 10.

Mientras que como los más rezagados están Chiapas, Oaxaca, Tlaxcala, Guerrero y Zacatecas porque sólo uno de cada 10 puede contar con esta tecnología.

Si bien, la capital del país se encuentra dentro de las punteras al contar con este tipo de tecnología, esta cifra nos habla de las enormes diferencias que hay en los hogares mexicanos; ahí radica la importancia de acercar la tecnología donde vive la gente, porque esta es una medida que permite acortar la desigualdad social.

Respecto al uso de redes sociales, resulta que México es el sexto país en el mundo con usuarios de Facebook, es decir hay 27 millones de usuarios, donde la mayoría son jóvenes.

Entonces tenemos una franja de la población que se acerca a la tecnología, aprovechemos el perfil de nuestra gente.

Poder tener acceso a internet se ha convertido en una cuestión de justicia social, pues sólo cuenta con el quien paga, de esta forma se reproducen las condiciones de desigualdad no sólo entre estudiantes, sino en toda la población que requiere conocimiento e información para tomar de decisiones.

Por eso está plenamente justificado la canalización de recursos públicos para ofrecer este servicio y contribuir al progreso de la gente.

En otros países han implementado políticas de un acceso fácil de nuevas tecnologías como son las computadoras y acceso a internet como Corea del Sur, donde tanto estudiantes, profesionistas, trabajadores como agricultores cuenta con él, en el caso particular de esto últimos, ellos pueden estar pendientes de temporales, precios e insumos.

Así la tecnología tiene un impacto tangible este tipo de políticas en la calidad de vida.

¿Por qué queremos garantizar el acceso al internet en toda la población del DF?

El uso de la tecnología permitirá fomentar la educación a distancia, hoy que tenemos un serio problema a nivel nacional por los jóvenes que no pudieron ingresar ni al bachillerato ni instituciones de educación superior. La educación a distancia es una opción que no solamente tiene la UNAM, si no las universidades privadas. No hay que rechazar esta opción, universidades en el extranjero ofrecen maestrías y doctorados por esta vía.

En los talleres del PUEC se propone la promoción de este mecanismo certificando instituciones de educación pública para ofrecer esta alternativa, pero también capacitando a una población para labores específicas que requiere la industria nacional.

Un planteamiento muy importante que hacen los especialistas del PUEC es impulsar un vinculo más fuerte entre las universidades públicas con el sector productivo para orientar la educación media y superior hacia áreas en las que realmente hay una demanda laboral.

Otra gran ventaja que podría representar es la posibilidad de que la gente trabaje desde sus casas, poder estar conectados vía redes no requiere de la presencia física de la gente en los centros de trabajo. Comenzar a explotar esta ventaja permitiría que muchas mujeres que se encuentran en sus casas al cuidado de sus hijos puedan desarrollarse profesionalmente.

El primer paso es lograr convertir al Distrito Federal en una ciudad digital, involucrar a la academia y a los sectores productivos a innovarse, así provocaremos círculos virtuosos. Usemos la tecnología al servicio la gente.

Columna en El Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar