La unidad, una necesidad de la izquierda

La unidad, una necesidad de la izquierda

En momentos en que el país está envuelto en su peor crisis de inseguridad pública, con un gobierno inmerso en una guerra costosa social y económicamente, así como en la incapacidad de generar suficientes empleos, es indispensable que quienes militamos en la izquierda demostremos la viabilidad de nuestro proyecto de nación para que siga siendo el más votado en los estados de la república y a nivel federal.

Esta urgencia pasa por la unidad de quienes militamos en las diferentes organizaciones de izquierda, tanto en el PRD como en otras fuerzas partidistas y sociales.

Estoy segura de que lo lograremos, y quienes se frotan las manos creyendo que la decisión de Andrés Manuel López Obrador es el anuncio de la debacle del partido y de la izquierda, se equivocan en sus cálculos políticos.

En el PRD hay un debate intenso y constante respecto a las definiciones que debemos tomar frente a los desafíos de nuestra vida interna y la sociedad.

En nuestro partido esa discusión ocurre de manera transparente, pública y directa; no andamos escondiendo ni negando los disensos como lo hacen otros partidos, donde incluso sancionan a quien opina distinto y lo dice abiertamente.

En el PRD se debate de manera apasionada, porque cada uno defendemos nuestras ideas y queremos convencer a nuestros compañeros -nunca enemigos-, de que la nuestra puede ser la mejor alternativa en cada caso.

Ahora vivimos uno de esos momentos de debate intenso, en donde cada uno adopta sus propias definiciones en función de sus convicciones y su proyecto.

Es aquí donde es necesario insistir en la necesidad de mantener la meta muy clara que nos hemos impuesto como izquierda moderna, para evitar que México siga padeciendo el deterioro al que lo están arrastrado quienes ya demostraron con creces su incapacidad de gobernar.

Debemos tener claro que estamos obligados moralmente a darle viabilidad a un país que está a punto de la ruina política, económica y social. No podemos dejar a su suerte a millones de jóvenes que hoy no tienen claro cómo van a cumplir sus sueños.

Hemos trabajado por la unidad de la izquierda desde hace tiempo. Para lograrlo al interior del PRD fue precisamente que creamos la Red por la Unidad de las Izquierdas, para sumar esfuerzos, ideas y trabajo político a favor de un objetivo común.

Insistiremos en esa vía porque la unidad es la que nos permitirá vencer a quienes ya preparan una nueva batalla para mantener el control del país. Quieren negarle otra vez derechos y anhelos a una mayoría, la misma que ha visto una y otra vez canceladas sus expectativas de progreso y realización de su derecho a la felicidad.

En 1988, el país decidió cambiar al viejo régimen y votó mayoritariamente por la opción que representó el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. No lo hizo solo, con él estaban hombres y mujeres que antepusieron el interés del país a los suyos o los de sus respectivas organizaciones.

Se creó el Frente Democrático Nacional, y mexicanos de una sola pieza como don Heberto Castillo cedieron mucho de lo que tenían para hacer realidad un anhelo democrático.

Estamos ciertos de que nuestro proyecto de nación, con un claro sello de izquierda, será nuevamente respaldado por la mayoría de los mexicanos, muchos de ellos jóvenes que tienen derecho a estudiar, trabajar y formar una familia. Son derechos básicos pero que hasta ahora les han sido negados por gobiernos que miran por los intereses de una clase privilegiada.

Por eso, insisto, es hora de que quienes participamos en organizaciones partidistas o sociales de izquierda volvamos a anteponer el interés de todos y no permitamos que el disenso nos fragmente ni distancie.

Discutamos, sí. Debatamos mucho. Pero siempre tengamos claro el compromiso de lograr la unidad para que sigamos siendo la alternativa de un gobierno viable para un México que no aguanta más experimentos y decisiones erróneas de quienes no sólo son incapaces de ganar elecciones por la buena, sino tampoco toleran la crítica y el disenso dentro de sus propias filas.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar