Las generaciones que vienen… El desafío

Las generaciones que vienen… El desafío

“Lo que imaginamos del futuro será muy poco comparado con lo que el futuro inventará por sí mismo” Maurice Lévy, CEO de Publicis

Esta frase verdaderamente me impactó, y mas allá de quien en este momento esté leyendo este artículo y la edad que tenga, el reto que representa el futuro es para las diferentes generaciones que vivimos en el presente.

Acoplarnos a la revolución tecnológica ha sido un suceso disruptivo sobre todo para los que aprendimos la escritura en papel, quienes enviábamos por correo cartas y escuchábamos música en discos de acetato.

Aceptar las limitantes de nuestras capacidades debido a esta revolución tecnológica, implica también hacernos conscientes de que es necesario especializarnos en lo que conocemos, pero también, conocer a las generaciones que vienen detrás, para cerrar la brecha que se ha creado, y porque al final del día sólo en equipo, podremos dar resultados para seguir avanzando.

Probablemente usted ha escuchado hablar de los llamados BabyBoomers (1946-1964), Generación X (1965-1979), Millennials (1980-1994), Generación Z (1995-2009) y Alfa (2010-2025). Cada una de estas generaciones con una presencia importante y cada una de ellas con características que debemos conocer si pretendemos comprender al menos un poco, la dinámica de nuestra sociedad.

La insatisfacción que existe hoy en día entre los jóvenes que cursan secundaria, bachillerato y educación superior radica en parte porque “tenemos estudiantes del siglo XXI con profesores del siglo XX, con modelos y espacios educativos que fueron creados en el siglo XVI”.

Esta brecha generacional no sólo afecta a nuestros jóvenes estudiantes sino también directa, o indirectamente, a las instituciones educativas y universitarias.

El desafío es grande, tendremos que asumirlo, empezando por el principio.

El primer desafío en el cual el gobierno del Distrito Federal está trabajando a marchas forzadas es buscar la conectividad primero en las escuelas, después en espacios públicos sin descartar la conexión en los hogares.

Segundo desafío, la capacitación de profesores, quienes estarán acompañando a estas generaciones inquietas, contestatarias, revolucionadas, brillantes y ávidas de conocimiento. Ellos, serán los encargados de cerrar la brecha entre las necesidades tecnológicas y el acceso al conocimiento de manera personalizada.

Tercer desafío es la actualización de los contenidos, enseñanza interactiva, dinámica e inteligente con alto rendimiento académico que logren satisfacer las inquietudes para desarrollar estudiantes críticos, participativos y curiosos.

Todo esto es importante porque estas generaciones son las que le harán frente a las carreras que aún no existen en las universidades a empleos que no conocemos y problemas que nunca han sido planteados y mucho menos resueltos.

Yo, no conozco otra forma de enfrentar el futuro, más que con la construcción de un presente, en el cual todos participemos y seamos responsables de la parte que nos toca trabajar.

Senadora de la República por el PRD con licencia y secretaria de Educación Pública del DF.

@Ale_BarralesM

www.alejandrabarrales.org.mx

Facebook: Alejandra Barrales

Columna en El Universal 

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

3 Comments

  1. jack fleitman
    Ago 15, 2015 @ 18:26:05

    Me gusta su artículo, pero el primer paso es tener los bachilleratos con la puerta cerrada para que los alumnos entren al salón de clases. En la edad del bachillerato muchos jóvenes se dejan convencer y se salen de los planteles y muchas veces no regresan. Antes de cualquier estrategia hay que tenerlos en el salón de clases. Le comento que soy expresidente del Colegio Nacional de Licenciados en Administración y antecedente histótico de la auditoria administrativa y estoy dispuesto a cooperar con su proyecto.

    Reply

    • Equipo AB
      Ago 31, 2015 @ 12:29:45

      Muchas gracias por su comentario.

      Reply

  2. jack fleitman
    Ago 15, 2015 @ 18:26:20

    Me gusta su artículo, pero el primer paso es tener los bachilleratos con la puerta cerrada para que los alumnos entren al salón de clases. En la edad del bachillerato muchos jóvenes se dejan convencer y se salen de los planteles y muchas veces no regresan. Antes de cualquier estrategia hay que tenerlos en el salón de clases. Le comento que soy expresidente del Colegio Nacional de Licenciados en Administración y antecedente histótico de la auditoria administrativa y estoy dispuesto a cooperar con su proyecto
    .

    Reply

Comentar