Las grandes ciudades y sus retos

Las grandes ciudades y sus retos

En este país todos los mexicanos hemos padecido la visión cortoplacista de quienes se encargan de hacer política, actuar por reacción, atender lo inmediato, resolver lo urgente; planear, proyectar, prever, diseñar, son acciones que se quedan archivadas, que no llegan a ejecutarse.

El éxito de las grandes ciudades es su planeación, es proyectar su crecimiento y a partir de ello hacer un plan de largo plazo. Es una a puesta a futuro, donde se pueda combinar el desarrollo de una metrópoli y el desarrollo humano de su población.

La ciudad de México está considerada una de las grandes metrópolis a nivel internacional, si lo ubicamos en Latinoamérica diversos estudios demuestran que el Distrito Federal junto con Sao Paulo son los polos de atracción en la región, donde se conjunta desarrollo económico y humano que dan vida a un sistema económico.

El crecimiento de la ciudad y la movilización urbana, la demanda de servicios, el aumento del parque vehicular, el cambio climático y otros factores obligan a que poco a poco vayamos pensando y diseñando con especialistas en cada una de las áreas proyectos a mediano y largo plazo, es decir para los próximos 10 o 20 años.

Quienes no dedicamos a la política en la ciudad de México estamos obligados a tomar cartas en el asunto, la situación nos obliga a repensar nuestra forma de hacer política y se debe empezar con la inclusión de la gente en la toma de decisiones.

Para algunos este proceso de inclusión de los ciudadanos es difícil, otros consideramos que es el mejor pulso para determinar qué es lo urgente, qué es lo necesario y qué requiere una planeación antes que el tiempo nos gane. Incluir el punto de vista de la población ayuda no sólo a tomar las mejores decisiones, sino a compartir las responsabilidades.

El político y el gobernante están obligados a tener una visión de Estado, de contribuir a darle un rumbo hacia el desarrollo de la ciudad o el país. Por ello en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal trabaja muy de cerca con investigadores y académicos de la UNAM, para juntos discutir y plantear la solución de problemas concretos, así darle rumbo y viabilidad a esta metrópoli para los próximos 20 años.

Para iniciar este análisis el trabajo de la UNAM con la ALDF definió 4 grandes ejes de discusión: Desarrollo económico y generación de empleo; Movilidad y desarrollo urbano; Educación; Ciudad de tecnología y conocimiento.

De este método de trabajo se desprenden los grandes problemas de la ciudad que requieren una solución y una planeación. La deficiencia en las prestación de servicios y su calidad, esto incluye los rubros de educación, salud, seguridad para toda la población. Estos tres factores pueden determinar el futuro de generaciones enteras.

La degradación del hábitat, porque se vive un proceso de agotamiento de las reservas naturales, una sobreproducción de basura y una alta emisión de contaminantes. Obliga a tomar medidas que van desde un cambio cultural, hasta sanciones mucho más severas.

Déficit en la cantidad y calidad de vialidades y de transporte público.

Crecimiento desmedido del parque automotor. Crecimiento poblacional desordenado.

Fragmentación social y falta del sentido de pertenencia. Hay zonas convertidas en verdaderos ghetos, que son impenetrables.

La profunda la desigualdad e inequidad social. Que no es privativa de la ciudad, pues vivimos en un país con 50 millones de pobres.

Déficit de vivienda.

Falta de áreas verdes y lugares de esparcimiento. La ingobernabilidad en ciertas zonas.

Son los 10 grandes retos de una ciudad como la nuestra.

Columna en El Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar