¿Los mexicanos deberían tener miedo si Trump llega a la Presidencia?

¿Los mexicanos deberían tener miedo si Trump llega a la Presidencia?

Como ha sido señalado por la prensa internacional, contra todas las expectativas, lo que parecía ser una campaña mediática o estrategia para despertar el nacionalismo estadounidense, a través de un mensaje con narrativa polémica y en algunos casos hasta de odio por parte del empresario Donald Trump, rápidamente ha escalado en el sentir de los votantes para convertirse en el candidato oficial por el Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos.

Esto, definitivamente, genera un contexto de incertidumbre no sólo entre nuestros vecinos del norte, sino también en la comunidad internacional, debido a las controversiales políticas “proteccionistas” que el empresario pretende llevar a cabo, como atentar contra el libre intercambio comercial a través de impuestos, romper con la cooperación internacional y, por supuesto, su ambicioso proyecto de construir un muro en nuestra frontera común.
Como mexicana reconozco que este tipo de hechos a nivel internacional tienen un gran impacto, sobre todo al tratarse de un país vecino. Pero también estoy convencida de que si nosotros nos mantenemos como una sociedad fuerte, productiva, emprendedora y trabajadora, seremos capaces de resistir e incluso disminuir los impactos de la política exterior.

La candidatura del republicano Donald Trump es una amenaza latente, sin embargo, en este camino también existe otra posibilidad, la de que por primera vez una mujer llegue a la presidencia de una de las naciones más poderosas y nos impacte para bien.

Al ganar ella ganamos todas las mujeres, que somos el pilar de este país, no sólo las que hacemos política, si no las que desde casa administran y hacen rendir el gasto, las que negocian para conciliar el interés de sus hijos con el de su trabajo, las que son cabeza de familia y tienen dobles jornadas laborales. Es una buena noticia para las políticas de equidad e inclusión, porque llevará la representación, el empoderamiento y la defensa de los intereses de las mujeres a su máxima expresión.

Al ganar ella ganamos todas las mujeres, especialmente las que en nuestro día a día perseguimos el anhelo de la igualdad.

Justamente siguiendo esta labor que es propia de las mujeres –la búsqueda de un mejor presente y futuro para todos–, me despido de esta columna, no sin antes agradecer el apoyo brindado por esta casa editorial, Publimetro, que siempre mantuvo las puertas abiertas y ha apoyado la libertad y el derecho de expresión con espacios como este. Gracias Publimetro y estoy segura que vendrán nuevos proyectos.

Finalmente, el proceso electoral que tiene por delante Estados Unidos será sumamente importante; sin importar los resultados, no podemos sucumbir al miedo. Como actores políticos ante el complicado contexto internacional tenemos el deber de unirnos y sumar esfuerzos para generar las condiciones que impulsen el desarrollo de lo más valioso que tenemos como país, el potencial de nuestra gente.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar