¿México está listo para legalizar totalmente la marihuana?

¿México está listo para legalizar totalmente la marihuana?

Primero que todo reconocemos y celebramos el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), porque más allá del sentido de la resolución, éste partió de la óptica del respeto a los derechos de un grupo de ciudadanos, en un proceso ejemplar.

Como en su momento lo señaló la ministra Olga Sánchez Cordero, la SCJN analizó un tema de libertades de las personas, de elección, del destino y modo de vida que desean conforme a derecho.  Como precedente y marco en el cual se desarrolló esta discusión, la Ministra refirió al justo alcance de las libertades de las personas para decidir cuestiones como la reasignación sexual, interrupción legal del embarazo, el matrimonio igualitario,  libertades  que han encontrado  en la Ciudad de México una protección jurídica por su carácter de derechos humanos,  a lo largo de casi las últimas dos décadas.

La decisión del máximo Tribunal también abre una puerta que ya no puede cerrarse, la de una discusión amplia y plural sobre la posible despenalización de la mariguana. Pero más allá de esta primera apreciación, habría que prestar atención al llamado hecho por el ministro José Ramón Cossío Díaz, quien urgió a un debate “amplio, incluyente e informado que lleve a todas las autoridades del Estado mexicano y a la sociedad a replantearse el modo de aproximación al fenómeno del consumo y producción de drogas”, para generar una regulación que garantice los derechos humanos en el marco de la Constitución y de los tratados internacionales aplicables.

Frente a este escenario, México deberá prepararse seriamente, ya que el tema también abrió interrogantes sobre la comercialización, transportación y qué  medidas deberán asumir los gobiernos Federal y locales para atender los retos de salud pública que implica la probable despenalización de la mariguana.

Principalmente, porque como señaló el Ministro Cossío Díaz, no hay  comparación entre la mariguana con el tabaco y el alcohol, ya que “cada sustancia debe ser regulada conforme a sus especificidades y que, de hecho, sería plenamente  justificado a la luz de la Constitución, darle un tratamiento diferenciado a cada una de ellas”.

Desde el Congreso se deberá construir un marco jurídico que permita atender estos fenómenos y faciliten la solución a estas mismas interrogantes, para lo cual, el siguiente paso será impulsar el debate profundo,  abierto, sin prejuicios ni vetos, en foros donde el tema sea analizado desde todos los puntos de vista y todas las disciplinas con una amplia participación de todos los sectores del país.

Secretaria de Educación del Distrito Federal

Columna en Publimetro

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar