Multiplicar las voces a favor del DF

Multiplicar las voces a favor del DF

Ya sea por acuerdos políticos o por diferencias ideológicas, pero el Distrito Federal en múltiples ocasiones ha sido castigado por las decisiones a nivel federal, desde el ámbito del Ejecutivo o del Legislativo, por eso es tan importante que multipliquemos las voces que cuiden y procuren en desarrollo de nuestra ciudad.

La Asamblea Legislativa durante esta quinta Legislatura buscó en el Senado de la República, como garante del pacto federal, el respaldo para la reforma política que necesita la ciudad e impulsar de una vez la Constitución del Distrito Federal.

Los representantes populares de los habitantes de la ciudad desde la ALDF hicimos a un lado nuestras diferencias políticas y logramos en 2010 un acuerdo para darle el impulso a la reforma política del Distrito Federal y dotar de derechos políticos plenos a la población, pero el tema se quedó atrapado en un camino intransitable.

Como un logro conjunto llevamos al Senado de la República nuestra propuesta para que se incluyera en la discusión de la reforma política nacional que se llevaba a cabo en el recinto de Xicoténcatl; el recibimiento de los senadores fue además de cálido comprensivo con el momento político y el alcance de la reforma del artículo 122 Constitucional que propusimos.

La reforma busca que la ciudad tenga un estatus político diferente, personalmente creo en el planteamiento de ciudad capital, algunos se inclinan porque sea otro estado de la República; pero hay coincidencia en que se deben clarificar los alcances en materia de derechos y responsabilidades, además dotar a la ciudad de autonomía presupuestaria.

Así la ciudad tendrá facultades para manejar su deuda pública como lo hacen el resto de las entidades de la República y no estar sujeto a las decisiones o acuerdos políticos en la Cámara de Diputados; la autoridad para nombrar al Procurador General de Justicia y al Secretario de Seguridad Pública, que en estos momentos corresponde al Presidente de la República.

Es momento de que la Asamblea Legislativa cuente con las mismas facultades que tiene un Congreso local, darle un nuevo estatus jurídico a las jefaturas delegacionales y que por fin el Distrito Federal tenga su propia Constitución.

Las decisiones que competen al Distrito Federal y sus habitantes quedan en manos de legisladores federales de otras entidades de la República, por eso es tan importante darle a la ciudad de México un nuevo estatus jurídico, un régimen interno a partir de lo que nos consolida y unifica como habitantes de la capital, todo ello debe estar plasmado en nuestra Constitución.

En el Senado no hizo eco nuestra urgencia, la importancia que representaba este tema para los capitalinos que construimos los legisladores locales con el respaldo del Gobierno del Distrito Federal. Nos quedamos esperando una Legislatura más, porque el tema no procedió.

La reforma política que envió el Senado a la Cámara de Diputados el año pasado excluyó los temas trascendentes de la ciudad, hicimos el extrañamiento correspondiente por esta decisión, pero no logramos avanzar. Ya no queremos que los temas de la ciudad de México se pospongan por intereses o acuerdos políticos.

Queremos garantizarle a los capitalinos los derechos que tienen los habitantes del resto del país; es increíble que nuestra primera elección de gobernante fuera en 1997, pero han pasado 15 años y estamos en un punto donde no hay avances. Y a pesar de todo, el proyecto de la izquierda en el Distrito Federal ha demostrado su efectividad.

Es momento de multiplicar los aliados que requiere nuestra ciudad.

Columna en el Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar