No hay tiempo que perder; los jóvenes nos reclaman cambios

No hay tiempo que perder; los jóvenes nos reclaman cambios

Una de las prioridades que los políticos debemos tener en mira, porque ya no hay más tiempo que perder, es sin duda impulsar la economía del país y las oportunidades de estudio y empleo para los jóvenes. Parece una reflexión simple, pero lo cierto es que hay muchos que todavía no se dan cuenta de los efectos que está causando estos descuidos.

El pasado lunes, una de las notas principales de todos los periódicos fue que de los 62 mil 682 jóvenes que presentaron su examen de admisión a una de las 99 licenciaturas que ofrece la UNAM, sólo 6 mil 500 aseguraron un lugar en esa casa de estudios. Esto significa que de cada 10, quedaron fuera nueve.

No solamente se trata de falta de espacios para que los jóvenes estudien, sino de oportunidades de empleos que vayan acordes con lo que estudiaron y que sean bien remunerados.

En este sexenio, las autoridades federales se cansaron de anunciar a los cuatro vientos la creación de nuevas fuentes de trabajo, pero lo que nunca dijeron fue que la mayoría de éstos son mal pagados. Hubo alguien que se atrevió a decir que con 6 mil pesos vivía una familia, cuando muchas de éstas tienen que sumarse a la informalidad ante la falta de oportunidades.

Esta situación, la que viven los jóvenes de nuestro país, es muy compleja. Tenemos que trabajar en los temas económicos y así generar presupuestos que sirvan para que hayan espacios suficientes en las universidades, reorientar su vocación para que no sólo se inclinen por algunas disciplinas, aprendan otras que vayan acordes con los nuevos tiempos, hay que otorgar oportunidades de capacitación y empleo bien remunerado. No podemos cruzarnos de brazos, ser indiferentes y dejar las cosas como están.

Hay miles de jóvenes que están reclamando sus derechos. No debemos olvidar que ellos son el futuro de nuestro país y si no lo atendemos, no nos concentramos en impulsar reformas legales y acciones gubernamentales, lo vamos a lamentar más que ahora. Legisladores, autoridades y ciudadanos tenemos que trabajar juntos. Está en juego el futuro de México.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar