Politizando la emergencia

Politizando la emergencia

El avance tecnológico en materia de comunicaciones es incontenible a nivel mundial. México no se puede excluir de este desarrollo, con excepción de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que fue incapaz de establecer contacto directo con las autoridades del Distrito Federal para avisar de la emergencia en que se colocaría la población por las lluvias y poder así tomar previsiones necesarias.

Es inaceptable que la Conagua, que encabeza José Luis Luege, responda con criterios partidistas ante una situación de emergencia, pues esta dependencia federal optó por guardarse información sobre el impacto de las precipitaciones en la capital del país, sin importar la cantidad de familias afectadas por sus decisiones.

El director general de la Cuenca del Valle de México de la Conagua, Miguel Ángel Vázquez, ante la forma dolosa en que actuaron se excusa diciendo que envió un correo electrónico al director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre. Esa justificación es una mala broma.

El ex dirigente panista en el Distrito Federal y actual director de Conagua de manera insistente busca confrontarse con las autoridades capitalinas, pero nada justifica que den un uso político a la información, sin importar las consecuencias. Los fenómenos naturales son eso, no los podemos contener, pero sí tomar las medidas necesarias de protección civil para enfrentarlos de mejor manera.

Las personas que ocupan el gobierno federal demuestran la falta de sentido social, porque son capaces de hacer un conflicto político en una situación como ésta, donde se pone en riesgo la seguridad de las familias, su salud y su patrimonio.

La competencia política tiene su propio terreno, si las circunstancias los llevaron a ocupar la administración federal, deben asumir la responsabilidad que tienen con todos los ciudadanos.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar