Primavera para Iztapalapa

Primavera para Iztapalapa

Con un millón 815 mil 596 habitantes Iztapalapa es la delegación-municipio más poblado del país, de acuerdo con el último censo del Instituto Nacional de Geografía y Estadística; esta densidad poblacional está relacionada con la demanda de servicios, empleo, educación y calidad de vida.

Según estudios de las propias autoridades es la segunda demarcación con el mayor índice delictivo en la ciudad, pero a ello debemos sumar otros fenómenos sociales como es el que se ha convertido en una delegación dormitorio, la gente que vive ahí no trabaja ni estudia en Iztapalapa tiene que salir a otras partes de la ciudad, por eso hay una gran demanda de transporte público en la zona.

Pero ante las complejidades que se viven en Iztapalapa es importante lo que están haciendo las autoridades delegacionales, llevar a las plazas y calles de esa delegación actividades culturales y artísticas.

Porque el arte y la cultura no son privativas de una región, son expresiones sociales, colectivas, personales, es muy importante fomentarlas y recuperarlas en estos territorios donde la población sale adelante con tanto esfuerzo.

La decisión de promover las actividades culturales en las calles de Iztapalapa también permite recuperar el espacio público, porque se trata de regresar a la gente a las plazas, que se apropien de ellas que las hagan suyas, pues en muchas ocasiones las población decide abandonarlas por temor a la inseguridad.

De la mano con la recuperación del espacio público también está el acercar a la población a la cultura y el esparcimiento de forma gratuita; porque cuando la gente vive al día tiene que destinar su dinero a las necesidades básicas como el comer, pagar los pasajes, comprar medicinas, el entretenimiento no es prioridad.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social la delegación Iztapalapa está ubicado como uno de los 10 municipios o delegaciones que concentran el mayor número de personas en pobreza, entonces a esta demarcación se le tiene que observar y atender con programas y políticas públicas que atiendan la complejidad de sus problemas.

A la izquierda muchas veces se le criticó por los espectáculos en el Zócalo, el Monumento a la Revolución o el Ángel de la Independencia con artistas de talla internacional o de gran arraigo popular; también se cuestionó el proyecto de las playas o la pista de hielo.

Cuando en realidad de lo que se trata es permitir que todos, hasta los que menos tienen tengan un espacio para la distracción y el esparcimiento.

Que la cultura y la diversión no sea una cuestión elitista, que esté al alcance de cualquiera, poder ver a un tenor como Fernando de la Mora, no sólo en Bellas Artes, o a Susana Harp en el Auditorio Nacional, sino también en la plaza de Iztapalapa.

Es excelente la idea de que la explanada de la delegación, la Plaza Cuitláhuac, el Museo de la Pasión, el Centro Social Tonaltépetl, el Santuario del Señor de la Cuevita, el Cerro de la Estrella o Ermita Iztapalapa sean el espacio para escuchar, salsa, merengue, rock, banda y que la gente se divierta. En la Primavera 2013 más de 100 mil acudieron.

Al final se trata de eso, gobernar con sentido social, así lo hace la izquierda pensando en los habitantes como personas integrales que necesitan educación, comida, trabajo, salud, pero también cultura, diversión, esparcimiento. Esta es la Primavera en Iztapalapa, esperamos el verano, el otoño y el invierno con proyecto por y para la gente.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar