¿Qué retos hay en el combate al cáncer de mama?

¿Qué retos hay en el combate al cáncer de mama?

Los retos a los que nos enfrentamos en el combate al cáncer de mama, como país y a nivel global, son mayúsculos, dado que desde 2006, un tumor maligno en las mujeres mayores de 25 años, es una de las principales causas de muerte en México.

El cáncer de mama es ya un problema creciente de salud pública, porque si bien se presenta generalmente entre los 40 y 65 años de edad, se observa un crecimiento de casos en edades más tempranas. En México, 15 mujeres fallecen al día por causa de cáncer de mama, de acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (InCan). En el mundo, la cifra es alarmante, cada minuto muere una mujer por esta causa.

El InCan señala que cada año en México se diagnostican entre 18 mil y 20 mil casos nuevos. De estos, se registran alrededor de 5 mil 600 muertes anualmente y cerca del 70 por ciento llegan en etapas avanzadas.

Este panorama en nuestro país nos obliga a tomar medidas drásticas y contundentes, de prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento para todas las mujeres, en cada rincón del país.

En el área de prevención, la difusión de información desde temprana edad es indispensable. Si bien, este mes es de suma importancia en el trabajo de difusión y concientización sobre el cáncer de mama, no debe ser solo el “tema” de un mes, debe ser parte de una política pública para que a mediano-largo plazo, este mal deje de lastimar a millones de mexicanas.

En materia de diagnóstico, una de las mayores deficiencias, de acuerdo con el Censo Nacional sobre Diagnóstico y Tratamiento de cáncer mamario elaborado en 2010, está en el diagnóstico tardío relacionado con la falta de servicios especializados.

Considerando que la detección temprana es la mejor forma para hacer curable este tipo de cáncer, se debe poner puntual atención en acortar los tiempos de entrega en los resultados de las mastografías, así como en el diagnóstico definitivo. A partir de éste, se debe dar inicio de manera inmediata al tratamiento correspondiente.

Sobre el tratamiento, los servicios médicos también deben prestar atención a la evolución de la enfermedad. Esto, debido a que aproximadamente del 20 al 30 por ciento de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama, puede desarrollar una fase más avanzada y agresiva, lo cual disminuirá sus posibilidades de vida. La tarea será entonces garantizar el derecho de las mujeres a tener una mejor atención médica posible, oportuna y que mejore su calidad de vida.

La constante capacitación del personal médico para ofrecer el tratamiento adecuado a cada paciente es otro de los retos que tenemos, así como formar a promotoras de salud en comunidades rurales.

Finalmente, pero igual de importante, es necesaria la atención una vez que fue erradicado el cáncer en pacientes y que les acompañen en la parte emocional, porque de ello depende su sanación y recuperación, tanto de las mujeres como de su entorno.

Si bien se han dado pasos importantes en la toma de conciencia y lucha contra el cáncer de mama, mientras siga siendo la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres mexicanas, es una tarea en la cual hay muchos retos por superar. Es tarea de todas y todos, desde casa, escuelas, autoridades, porque cuando una mujer falta, una familia entera es afectada.

Columna en Publimetro

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar