Un gasolinazo más

Un gasolinazo más

México tiene un gobierno federal que se empecina en demostrar su falta de compromiso social y sensibilidad ante la situación económica en la que están sumidas las familias; es increíble que estemos entrando al segundo trimestre del 2010 y ya hemos sufrido el cuarto aumento de gasolinas en este año; con esta alza se viene una cascada de incrementos en los productos básicos.

Al paso que van, pronto quedará rebasada la meta inflacionaria del 4 por ciento para el 2010, pues la gasolina Magna tiene un incremento acumulado de 3.04 por ciento y el diesel 2.91, y apenas estamos empezando abril.

El aumento se da durante las vacaciones, cuando la población está relajada y las noticias de los incrementos pasan desapercibidas; la Secretaría de Hacienda justifica estas medidas al señalar que los ajustes graduales no tienen un impacto abrupto en la inflación, esa argumentación sólo refleja la lejanía que hay de la visión gubernamental con la realidad de los mexicanos.

Este asunto del alza de combustibles se puede analizar y cuestionar desde varias aristas, pero hay señalamientos que parecen una mala broma, como justificarse diciendo que en Estados Unidos los precios de gasolina y diesel son más caros, olvidando que los ingresos no tienen punto de comparación. En Estados Unidos, el salario promedio de los trabajadores va de los 8 a los 12 dólares por hora y el salario mínimo en el Distrito Federal por día es de 57.46 pesos.

Para tratar de contrarrestar los efectos negativos de esta política económica, la izquierda impulsa programas de atención social en el Distrito Federal. El programa Ángel reportó que en marzo se visitaron más 95 mil casas en las zonas más pobres de la ciudad para brindar atención médica y se entregaron 31 mil 185 cajas de medicamentos.

También en marzo el Gobierno del Distrito Federal, la Asamblea Legislativa y las 16 delegaciones firmamos un convenio para fomentar el empleo; se espera que con esta medida se generen 5 mil 500 puestos de trabajo.

Con medidas sociales se busca atemperar los efectos nocivos de las decisiones que se toman a nivel nacional; los gasolinazos son la síntesis de la ineficiencia de un gobierno federal que no sabe conducir la política económica del país.

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar