Una ciudad de libertades y derechos plenos

Una ciudad de libertades y derechos plenos

En este sexenio, algunas entidades del país han registrado altos niveles de inseguridad, violencia, desapariciones, cientos de homicidios sin aclarar y el desplazamiento forzado de miles de ciudadanos de sus lugares de origen. Y frente a esta situación que afecta a nuestro país, la ciudad de México se ha convertido en un espacio de armonía para muchos.

Es cada vez más común encontrarse a jóvenes de otras entidades, especialmente del norte del país, que trabajan y estudian en esta capital y empresarios interesados en invertir. ¿Porqué se está dando este fenómeno de migración hacia el Distrito Federal?, se preguntarán.

Hoy la ciudad no tiene los altos niveles de violencia que se registran en otras entidades de la república y hay un avance significativo en el respeto a los derechos humanos.

No podría ser de otra manera, la izquierda ha demostrado una nueva forma de gobernar, más comprometida y cercana a la gente.

Hoy contamos en la ciudad de México con un amplio catálogo de derechos económicos, sociales, políticos y se trabaja constantemente por crear los instrumentos jurídicos que garanticen todos estos principios y, en esta tarea, contribuye constantemente la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Estamos conscientes que todavía faltan muchas cosas por hacer, pero como ciudadanos nos deberíamos sentir orgullosos de que esta ciudad sea considerada como un referente nacional en esta materia.

Los diputados locales de la quinta legislatura hemos contribuido con ideas y acciones para impulsar leyes e iniciativas que garanticen la defensa de los derechos elementales de los individuos en la capital del país, lo que le valió un reconocimiento del presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, durante su pasado informe de labores.

El intercambio de ideas con el ombudsman capitalino ha sido relevante porque ha permitido trabajar, en conjunto, en procesos de armonización legislativa para sacar adelante diversas reformas y leyes como la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del DF, la Ley para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad del DF, la Ley de Salud Mental del DF, la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana en el DF y distintas modificaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del DF, entre otras.

Con estas modificaciones ha sido posible afianzar la visión de derechos humanos en nuestra capital.

Somos una de las primeras ciudades del país que cuentan con una Ley del Programa de Derechos Humanos local, la cual garantiza la transversabilidad de este tema en todas las políticas públicas.

Esto no hubiera sido posible sin el trabajo conjunto entre el gobierno capitalino, el Tribunal Superior de Justicia local, la Asamblea Legislativa y la CDHDF.

Un Estado de Derecho sólo puede ser alcanzado cuando los ciudadanos tienen acceso a la salud, a la educación, al agua, a la vivienda, al empleo; cuando tienen el respaldo de la justicia, no son víctimas de la discriminación y las voces de las minorías son tomadas en cuenta; cuando hay libertad de asociación, de expresión y se privilegia la participación ciudadana.

Y en esa tarea estamos todas y todos juntos, gobierno, legisladores y ciudadanos, porque estamos conscientes que sólo con trabajo, propuestas de avanzada, escuchando a la gente, será posible acercarnos cada vez más a un país más justo, igualitario y comprometido con la sociedad.

En la ciudad estamos trabajando y este tema lo vamos a incluir en nuestra primera Constitución del Distrito Federal. Ese es el reto a corto plazo.

2012-05-27

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar