Una más… ¿cuántas más?

Una más… ¿cuántas más?

Aidé Nava, precandidata del PRD a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero fue levantada y después asesinada, de la manera más cruel, de la manera más cobarde.

Cualquiera pensaría que su vida estuvo marcada por la tragedia, y es cierto, el crimen organizado le arrebató poco a poco su vida; en 2011 fue su hijo, tres años más tarde sería su esposo y ocho meses después terminarían con ella misma, pero también es cierto que eso no la detuvo, pues su vida también estuvo marcada por la lucha y por la convicción.

Aidé Nava a pesar de todo y de todos murió en la búsqueda de la justicia.

Si bien cualquier crimen es relevante, el asesinato de Aidé Nava cobra particular importancia por el contexto en el que sucede. Se trata de un crimen atroz cometido en contra de una precandidata dentro de un Estado azotado por la delincuencia y en donde existe un grave riesgo en la celebración de las elecciones.

Sucede en vísperas del inicio de las campañas electorales, marcando así un sombrío panorama para todos los candidatos de esa región y de otras más en las que el crimen organizado ha logrado una amplia cobertura y fuerza.

Pero lo más trascedente y preocupante, fue el mensaje con el que fue encontrada: “esto le va a pasar a todos los putos políticos que no se quieran alinear”.

Bajo estas condiciones, cómo le exigimos a los candidatos de todos los partidos que se mantengan al margen del crimen, sin mecanismos eficaces que los protejan de este tipo de acciones.

En las próximas elecciones, las instituciones se juegan la credibilidad, los partidos la legitimidad, y los candidatos deben jugarse la victoria a través de sus propuestas de campaña, más no la vida si no acceden a la presión criminal.

Más de 20 mil candidatos saldrán a competir por un cargo, sin embargo no pocos tendrán la confianza de recorrer las calles para promover el voto.

No debemos olvidar que la mitad de estas candidaturas serán ocupadas por mujeres. Como nunca antes, más de 10 mil mujeres competirán en todos los partidos, lo que nos obliga primero a cerrar filas para protegernos ante las condiciones de inseguridad que enfrentaremos en las próximas elecciones.

Pero el reto que tendremos ante la ciudadanía es demostrar que hemos llegado a este momento, con el 50% de las candidaturas a puestos de elección popular, no porque debemos cubrir una cuota, sino porque representamos a más del 50% de la población en el país y somos un factor fundamental de cambio para mejorar las condiciones políticas, económicas y sociales por las que atraviesa el país.

Es lamentable como se han dado los procesos de elección al interior de los partidos, en los cuales se sigue recurriendo a las juanitas para cubrir esta paridad entre hombres y mujeres. Por ello, es importante que iniciemos un proceso permanente de formación política orientado particularmente a las mujeres candidatas en el próximo proceso electoral.

Es por ello que en conjunto con las senadoras Cristina Díaz y Marcela Torres convocamos al foro www.mujerespormexico.org.mx, para las candidatas a cualquier cargo de elección popular, sin importar el partido político al que pertenezcan, buscando generar este espacio de formación para quienes serán las próximas representantes de la ciudadanía.

Por ello, sin importar su partido o si son candidatas ciudadanas, el único requisito para participar es que sean candidatas en las elecciones del 7 de junio. Mas allá de pertenecer a cualquier partido el objetivo está en cerrar filas y trabajar por nuestro País que tanta falta le hacemos.

Hay un vacío en el lugar de Aidé Nava, hay una voz silenciada, hay una historia de lucha y de dolor.

Hoy las mujeres que nos dedicamos a la política seremos las responsables de catapultar a las siguientes generaciones o seremos las responsables de detener el proceso de empoderamiento de la mujer.

www.mujerespormexico.org.mx.

Columna en El Universal

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

Comentar