Vivir sin el PRI

Vivir sin el PRI

Nuestro país vive una creciente inseguridad, pobreza, desempleo, falta de oportunidades para los jóvenes, insuficientes apoyos para las mujeres, entre otros graves problemas. Día con día vemos y leemos en los medios de comunicación que el gobierno, lejos de ofrecernos una estrategia que nos blinde frente a la crisis que enfrentamos y futuras amenazas del exterior, nos ofrecen más propaganda, como si estuvieramos en una campaña electoral constante, con más discursos que nos piden resistir y ser optimistas.

Pareciera como si la realidad de los mexicanos corriera en paralelo a la realidad que se observa desde el Ejecutivo. Nos piden unidad, cuando no se dan cuenta que el pueblo mexicano es el más unido, el más fuerte, porque ha sabido resistir y salir adelante incluso en tiempos difíciles, como los que estamos viviendo.

Durante más de 70 años consecutivos el PRI gobernó al país, y ahora, nuevamente, somos testigos de que la ineficiencia del proyecto priísta es evidente. Quienes hemos vivido parte de esa primera etapa del PRI, podemos reconocer nuevamente los signos del deterioro económico, con nuevos máximos inflacionarios, devaluaciones constantes e injusticias sociales que se traducen en malestar social.

Un claro ejemplo de lo que significa mantener al PRI en el poder es el Estado de México, que no ha conocido una administración diferente desde hace más de 80 años.

Y los resultados de estas nueve décadas saltan a la vista:

El Estado de México es la primera entidad en secuestros; segundo lugar en homicidios (mil 405 de enero a julio en 2016); primer lugar en violaciones y feminicidios (por cada 100 mil mujeres la tasa de 2.5% en 2007, pasó a 4.2% en 2014); y finalmente, es la entidad más corrupta del país: por cada 100 mil habitantes se cometen 62 mil 120 actos de corrupción, más del doble de la media nacional (Inegi 2015).

Frente a esta realidad, no podemos ser indolentes. No debemos conformarnos con ser simples observadores y no promover un cambio que les diga a los mexiquenses que existen alternativas y soluciones a sus problemas cotidianos.

De cara a los próximos procesos electorales y, en particular, a la elección de gobernador para el Estado de México, es preciso actuar para acabar con los malos gobiernos priístas y comenzar a reconstruir el tejido social, que se ha deteriorado por la falta de políticas públicas que atiendan las necesidades de la gente.

Sabemos que esto no será una tarea sencilla ante el embate del aparato gubernamental, ante el uso desproporcionado de los programas sociales para impulsar al candidato priísta, aún cuando todavía no empieza la elección.

Ningún personaje o fuerza política por sí solos van a poder sacar al PRI del gobierno del Estado de México. Sólo con un Frente Amplio Opositor conformado por la sociedad civil que quiere una transformación y fuerzas políticas preocupadas por el presente y futuro de los mexiquenses, podremos impulsar un proyecto estatal integral que garantice el desarrollo económico y social, y la seguridad que tanto anhelan las millones de familias del Estado de México.

Tenemos que ser conscientes de que la unidad se tiene que dar para cambiar lo que no está funcionando en el país, para cambiar lo que está lastimando a México y trazar una nueva ruta hacia un futuro con mejores oportunidades. La decisión está en cada uno de nosotros, el no ser solidarios no es opción porque eso permitirá que se perpetúe la violencia, la inseguridad, la pobreza, la falta de educación, la incertidumbre.

Cambiar a México, comenzando en el Estado de México con un Frente Opositor, es posible.

Presidenta nacional del PRD

Acerca de 

Presidenta Nacional del Partido de la Revolución Democrática (@PRDMéxico). Ciudadana comprometida con México.

2 Comments

  1. Rafael C. Castillo S.
    Dic 05, 2016 @ 15:20:17

    El estado actual de la situación polítco-económica-social, es caótica. Es un fenómeno canceroso en fase terminal.
    Se habla de política y democracia, sin entender que esto es como los ingredientes esenciales para la conformación de un estado verdaderemente “sano”; pero la estupidéz de pensar de manera sofista y manejar estos conceptos con base en su biblia, que es “El Principe” de Maquiavello; todo se ha torcido desde tiempo inmemorial.
    Filósofos mil, han pretendido crear y descifrar, algo que hasta el presente, ni Grecia, ni Francia, ni los EE.UU. y menos México, han podido aplicar en el concepto “puro” esencial. Y es muy sencillo entender el significado de política y democracia. ES EL ARTE DE VIVIR ARMÓNICAMENTE EN SOCIEDAD.
    Se pelean conceptos burdos de género, equidad, igualdad, justicia, etc., sin considerar el ingrediente primordial, la “inteligencia”, se dice que democracia es dar oportunidad a “todos” de votar y decidir quién debe tomar el timón; pero de “todos” los votantes, cuántos saben si “su” candidato es apto timonel. Se empodera a la mujer, pero con la certeza de que lejos de conseguir acuerdos “útiles”, sólo discuten trivialidad. Sería difícil dar una imágen de la realidad política dentro de los tres poderes (corruptos o corruptibles) de la Unión?
    Mencioné la ausencia de inteligencia, que daría una constitución breve, libre de interpretaciones a medida de las necesidades de cada “criminal” para su uso o abuso.
    Todos sin excepcion, gozan de los mismos derechos; esto no necesita especificar color, edad, sexo y preferencias, se dice “todos” y para éstos(as), la equidad es tácita, más no la igualdad, que no hay tal ni en personas, huellas, características físicas o genéticas. Sólo diré que no importa si en su absurdo 50 y 50, se considera excluir el sexo y se entiende “iguales” como de la misma jerarquía y no importa si son 100 mujeres o 100 hombres, blancos, negros o chinos; pero 100 por ciento “inteligentes” y sería ideal, ya que a mayor capacidad, mejores resultados. Incluso se puede eliminar gran lastre, de ambas cámaras, vigilantes, vigilantes de los vigilantes y mil etcéteras.
    No IFE, INE, CNDH’S, parte inútil de los poderes. Juicio de amparo, fuero, etc.
    En fín que el estado ideal es “utopía”, si se quiere lograr una real decantación de la sociedad el proceso es largo y árdua tarea. Para recluír a los malos “todos” se necesita una prisión en otro planeta, aquí no hay espacio tan grande psra semejante población.
    EDUCACION, ALIMENTO, tánto del cuerpo como del espíritu. SEGURIDAD SOCIAL, HABITACIÓN, Y LO ELEMENTAL PARA UNA VIDA DIGNA, SOBRE TODO “TRABAJO”.
    CON RESPETO Y HUMILDAD, SU SERVIDOR.

    Reply

  2. Jesús Vargas Guzmán
    Dic 06, 2016 @ 19:36:30

    Sin duda que la descomposición para mi punto muy personal de ver, el escenario, la inicia desde el momento en que los integrantes de las altas esferas de gobierno,invierten fuertes cantidades de dinero para lograrlo…
    Y son capaces de invertir e intentarlo cuantas veces sea necesario, porque saben que es dinero recuperable.
    Las diregencias de partidos políticos no eligen al personaje, que llegue al poder con impetuo de trabajo, más bien se entrega la bandera a quién ya sirvió de escalera a otros que ahora se llama “padrino”.
    Jamás se respeta la opinión del pueblo, claro con darle de comer a un pueblo que tiene hambre, se resuelve todos y el qué esté libre de pecado…
    Sin ir tan lejos la señora Barrales, aspira a convertirse en gobernadora de la CDMX y está a la vista que camina, que camina a pasos agigantados con rumbo a lograrlo y Mancera a los Pinos…
    Entonces quién va empezar a aplicar algo que se convierte en letanía en momento de elección y luego… Quién se ocupa de llevarlo al cumplimiento—
    Pero bueno es momento de la palabrer4ía y quién invierta más hasta en caras bonitas y dinero, será el que podrá tragar más pinole… nieguelo!!!

    Reply

Comentar