La paridad de género debe instrumentarse como Política de Estado

La paridad de género debe instrumentarse como Política de Estado

La senadora Alejandra Barrales Magdaleno, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, consideró positivo el anuncio que, en el marco del sexagésimo aniversario de la instauración del voto femenino en nuestro país, realizó el Presidente de la República, en el sentido de proponer al Congreso de la Unión una iniciativa para que las candidaturas a diputados y senadores sea igualitaria entre géneros, con una distribución del 50 por ciento.

Sin embargo, manifestó su preocupación porque la iniciativa del Presidente pudiera responder solamente a la coyuntura de una conmemoración y no entrañar un compromiso real para lograr igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

En opinión de la legisladora, la propuesta de la presidencia recoge el sentir de mujeres y hombres que desde diversas trincheras han promovido y llevado a cabo acciones tendentes a afianzar la igualdad de género en distintos ámbitos sociales; no obstante, “es necesario cambiar la visión respecto de la perspectiva de género para transitar de un esquema que se limita a proponer modificaciones en las legislaciones secundarias y avanzar hacia su constitucionalización”.

Recordó que en nuestro país, la división de poderes también contempla altas responsabilidades para los Poderes Ejecutivo y Judicial, y en éstos la participación de las mujeres en las instancias decisorias es mínima. De las 18 Secretarías de Estado, la Procuraduría General de la República y la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, únicamente tres son encabezadas por mujeres, esto es, una proporción de 85 por ciento a favor de hombres y alrededor del 15 por ciento para las mujeres.

De los 11 ministros que integran la Suprema Corte, sólo dos son mujeres.

Por ello, hizo un llamado para que, aprovechando esta inercia reformadora en materia de género, se predique con el ejemplo y la perspectiva de igualdad entre hombres y mujeres también sea considerada a la hora de realizar los nombramientos en los órganos decisorios de la Administración Pública Federal. Particularmente, en la designación de quienes ocupan la titularidad de las Secretarías de Estado.

De igual manera, Barrales se pronunció a favor de que la perspectiva de género sea considerada en los órganos colegiados, tanto del Poder Judicial de la Federación como en los organismos autónomos reconocidos constitucionalmente. Con relación a ello, puso como ejemplo la integración de los órganos de dirección de los recientemente creados Instituto Federal de Telecomunicaciones y Comisión Federal de Competencia Económica. “Del total de 14 nombramientos requeridos para esas instancias, el Presidente designó a 10 hombres y sólo a cuatro mujeres”.

Señaló que por ahora es positivo pensar en incrementar el porcentaje electoral para la integración de las candidaturas, pero éste sólo es uno de los temas que deben analizarse con motivo de la inminente reforma política electoral.

Subrayó que la problemática en los comicios, tanto federales como locales, es preocupante y requiere atención inmediata, a fin de que la elección de los representantes populares obedezca única y exclusivamente a la voluntad de los ciudadanos y no al uso indebido de recursos y programas públicos o gastos excesivos de los partidos políticos.

La senadora finalizó: “el tema de género es muy redituable desde el punto de vista político, sobre todo en una sociedad que aún en el siglo XXI se sigue caracterizando por la desigualdad entre géneros, por lo que es momento de pasar de los discursos a las acciones concretas. Si en verdad existe disposición del Ejecutivo Federal y el partido en el gobierno de pasar a un esquema de mayor igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la perspectiva de género no sólo debe aplicarse con fines electorales y referirse exclusivamente a las cámaras que integran el Poder Legislativo Federal”.

Acerca de 

Comentar