Las 10 mujeres que cambiaron la ciencia

Las 10 mujeres que cambiaron la ciencia

A lo largo de la historia ha habido grandes mujeres destacadas que se han ganado un lugar importante, no sólo por su trascendencia, sino porque además tuvieron que luchar contra los estereotipos de su época y marcaron la diferencia en que hoy la mujer juega un papel importante en todas las esferas sociales y políticas.

En tiempos antiguos, muchas no tenían la posibilidad ni de aprender a leer ni a sumar, mucho menos ir a la universidad, con lo que se hacía mucho más complicado a las mujeres entrar a la ciencia.

Sin embargo, algunas lograron destacarse pese a los obstáculos y han servido de inspiración y base a las ciencias actuales. Aquí, recordamos a algunas que han sentado bases científicas para nuestros días.

Marie Curie

alejandra-barrales-marie-curieProbablemente la mujer científica más famosa, Marie Curie fue una física polaca que fue pionera en el estudio la radioactividad. Ganó dos premios Nobel (de física y química), siendo la primera mujer en recibir uno de estos premios, y se convirtió también en la primera académica mujer de la Universidad de París.

Marie Curie trabajó junto a su marido Pierre en aislar polonio y radio (descubriendo la existencia de ambos elementos), e investigar la radiación, siendo los primeros en usar el término “radioactividad”. Marie supuso que la radiación no era producto de la interacción de las moléculas, sino que provenía del átomo mismo, lo que se considera su mayor descubrimiento.

Hipatia de Alejandría

alejandra-barrales-hipatiaFue la primera mujer en realizar una contribución sustancial al desarrollo de las matemáticas. Es necesario colocarla en esta lista pues fue una verdadera precursora y hasta una mártir como mujer de ciencias. Nació en el año 370, en Alejandría (Egipto), y falleció en el 416, cuando sus trabajos en filosofía, física y astronomía fueron considerados como una herejía por un amplio grupo de cristianos, quienes la asesinaron brutalmente. Desde entonces, Hipatia fue considerada casi que como una santa patrona de las ciencias y su imagen se considera un símbolo de la defensa de las ciencias, contra la irracionalidad y la estupidez de las embestidas religiosas, siempre carentes del mínimo sentido. Sin dudas, la mejor manera de comenzar esta lista.

Valerie Jane Morris-Goodall

alejandra-barrales- Jane-GoodallValerie Jane Morris-Goodall nació en Londres, Inglaterra, en el año 1934. Como primatóloga, estudió el uso de herramientas en chimpancés, a quienes ha dedicado el estudio de toda su vida. Jane ha realizado profundas y fructíferas investigaciones científicas sobre el comportamiento, el uso de herramientas y los modos de vida de los chimpancés. En 2003, sus trabajos fueron reconocidos por la comunidad científica con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

Vera Rubin

alejandra-barrales-Vera-RubinSi hay alguien que ha protagonizado toda clase de descréditos como científica es esta astrónoma estadounidense nacida en 1928 y quien vive a la fecha con 86 años. Desde inicios de su formación universitaria se vio afectada por las normas de ese tiempo. Se dice que cuando fue aceptada en la Universidad de Vassar en 1948 un maestro le dijo “eso está bien, mientras se mantenga alejada de las ciencias, estará bien”. Luego, cuando intentó realizar un doctorado en la Universidad de Princenton, cosa que no sucedió puesto que no se permitía mujeres en el programa de Astronomía (y fue así hasta 1975).

Fue admitida en la Universidad de Cornell donde estudió Física, luego estudió en la Universidad de Georgetown bajo la conducción de George Gamow, éste conocido por haber predicho el Fondo Cósmico de Microondas como una consecuencia del Big Bang. La tesis de Vera Rubin buscaba responder si las galaxias se distribuían de forma uniforme en el Universo. Sus observaciones y estudios contribuyeron a desarrollar la Astronomía moderna debido a sus estudios sobre lo que denominó “materia obscura”. Con mucho escepticismo y descalificaciones se recibió el trabajo de Vera y no fue hasta que otros colegas, hombres, dieron crédito a sus investigaciones.

A Vera Rubin se le ha otorgado grados de Doctor honoris causa por parte de diversas universidades, entre ellas Harvard y Yale. Por sus contribuciones, por sus artículos de investigación, Vera es miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estadus Unidos y de la Academia Pontificia de las Ciencias.

Rosalind Franklin

alejandra-barrales-rosalind-franklinFue una biofísica y cristalografiadora inglesa, que colaboró de forma importante en el conocimiento de las estructuras moleculares del carbón y el grafito, además del ADN, ARN y los virus. Su trabajo respecto al ADN es el más famoso debido al rol que éste juega en el metabolismo de las células y la genética. El descubrimiento de su estructura ayudó a los científicos a entender cómo se traspasa la información genética de padres a hijos.

Usando una técnica llamada “difracción de rayos X”, Franklin obtuvo resultados que le permitieron descubrir que la molécula de ADN consiste de una doble hélice de átomos. Este descubrimiento está rodeado de controversia. Franklin obtuvo la imagen de una molécula de ADN, pero uno de sus colegas en King’s College, Maurice Wilkins, fue y se la mostró a los científicos James Watson y Francis Crick sin su conocimiento ni permiso. La imagen permitió que Watson y Crick construyeran un modelo del ADN y entender la estructura de la molécula.

Wilkins, Crick y Watson recibieron el premio Nobel por este descubrimiento en conjunto en 1962, algunos años después de la muerte de Franklin (los Nobel no permiten premios póstumos, de modo que su trabajo tampoco podría haber sido reconocido de esta manera). De todos modos, la relación entre Rosalind y sus colegas era reconocidamente hostil, y diversas biografías señalan que su trabajo nunca fue merecidamente reconocido por sus pares mientras ella vivía.

Lisa Meitner

Lise MeitnerFue una física austriaca que descubrió la fisión nuclear, hito por el cual su colega Otto Hahn recibió el premio Nobel en 1944, en un polémico caso que se cita como uno de los mayores ejemplos de cómo el comité del Nobel ha ignorado a las mujeres.

Meitner reconoció que al bombardear uranio con neutrones existía la posibilidad de una reacción en cadena de enorme potencial explosivo. Su informe tuvo un gran efecto en la comunidad científica, debido a que este conocimiento podría ser usado en una bomba, y a que estaba en manos alemanas en plena época de guerra mundial (1939).

Los científicos Leó Szilárd, Edward Teller y Eugene Wigner convencieron a Albert Einstein de escribirle al presidente Franklin D. Roosevelt en Estados Unidos una advertencia al respecto, lo que derivó en el llamado “proyecto Manhattan”, que terminó en el desarrollo de la primera bomba nuclear. Meitner, que fue invitada a participar, rechazó trabajar en el proyecto, declarando no querer estar involucrada en nada que tuviese que ver con bombas, y lamentó que se hubiese desarrollado una después de ver lo que ocurrió en Hiroshima. Meitner hizo clases en universidades alemanas y luego en Suecia.

Emmy Noether

alejandra-barrales-emmy-noetherAmalie Emmy Noether podría considerarse como la mujer más importante en la historia de las matemáticas y de hecho, vale destacar que entre otros tantos, así la consideraba Einstein. Nació en Erlangen, Alemania, en el año 1882 y falleció en el 1935 en EEUU, luego de ser expulsada por los nazis unos años antes. La figura de Noether ocupa un imprescindible lugar en el ámbito de las matemáticas, especialmente en la física teórica y el álgebra abstracta, con grandes avances en cuanto a las teorías de anillos, grupos y campos. A lo largo de su vida realizó unas 40 publicaciones realmente ejemplares.

Ada Lovelace

alejandra-barrales-ada-lovelaceConsiderada la primera programadora computacional del mundo, creó el primer algoritmo para ser procesado en una máquina – la “máquina analítica” desarrollada por el matemático Charles Babbage en 1837.

Aunque Babbage nunca construyó su máquina, las notas y el algoritmo de Lovelace, que se crearon para ser usados en ella, son importantes en el desarrollo inicial de los computadores. Ella también previó la capacidad de los computadores de ir más allá de meros cálculos y sumas de números, mientras otros – como el mismo Babbage – se centraban exclusivamente en estas capacidades.

Barbara McClintok

alejandra-barrales-barbara-mcClintokFue una científica especializada en citogenética. McClintock estudió los cromosomas del maíz y cómo cambian durante la reproducción. En el proceso, desarrolló una técnica para visualizar los cromosomas del maíz y usó análisis microscópico para demostrar ideas genéticas fundamentales, incluyendo la recombinación genética durante la meiosis. Produjo el primer mapa genético del maíz, relacionando regiones de cromosomas con rasgos físicos.

Entre los 40’s y 50’s, McClintock descubrió la transposición de elementos del genoma y demostró cómo los genes son responsables de hacer que ciertas características genéticas se activen o no. Desarrolló algunas teorías para explicar por qué algunas características presentes en la información genética son reprimidas mientras otras se expresan en unas y otras generaciones de plantas de maíz. Sus ideas encontraron escepticismo de parte de otros investigadores, lo que la llevó a dejar de publicar sus informes en 1953.

McClintock hizo luego un extensivo estudio de citogenética y etnobotánica de razas de maíz en Sudamérica. Su trabajo sólo fue bien entendido en los 60’s y  70’s, cuando los científicos pudieron demostrar los mecanismos del cambio genético y la regulación genética que ella ya había descubierto con sus investigaciones dos décadas antes.

McClintock ganó el Nobel de Medicina en 1983 por el descubrimiento de la transposición genética, siendo la única mujer en recibir el premio en esta área sin compartirlo con nadie más.

Ida Tacke

alejandra-barrales-ida-tackeIda nación en 1896 en Alemania, sus estudios se centraron el física y la química. Ella fue una de las primeras mujeres alemanas que estudió química, en 1919 se doctoró en la Universidad Técnica de Berlín y es considerada por su trabajo como química como la primera mujer en la industria alemana.

A los devenires que ha tenido su trabajo y que fueron “retomados” por otros colegas adjudicándose todo el mérito se derivan muchas discusiones. Curiosamente muy parecidas a las que alegan los detractores de los métodos de Rosalind Franklin para presentar sus trabajos. Por ejemplo, se sabe que Ida Noddack (su nombre de casada) fue la primera científica en mencionar la idea de la fisión nuclear, sin embargo su trabajo prácticamente fue ignorado. Más tarde sería asumida por Lise Meitner y Otto Stern. En ese trabajo describió los procesos fundamentales de la fisión, aunque el término no se había inventado todavía. Sería más tarde Enrico Fermi, quien fuera galardonado con el Premio Nobel de Física por sus trabajos sobre radioactiviad inducida.

Ida es reconocida por el descubrimiento del renio de número atómico 75, sin embargo, junto con sus esposo publicó un documento en el que aseguraban también haber aislado el elemento 43 (masurio, como le llamaron) pero sus resultados no fueron reproducibles. No fue sino en 1937 cuando Emilio Segre y Carlo Perrier lograron islar el el elemento 43 al cual llamaron (y así lo conocemos) como tecnecio. Ida fue nominada 3 veces al Premio Nobel de Química.

En lo próximo publicaremos más sobre estas mujeres inteligentes y dedicadas al estudio que se atrevieron a no seguir las normas y cambiar la historia.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar