Las mujeres y el poder político

Las mujeres y el poder político

El 2016 es una año en dónde más mil mujeres serán candidatas, propietarias o suplentes a algún cargo de gobierno o legislativo en 13 entidades, esto pese a las resistencias de sus dirigencias, compañeros de partido y clase política que han buscado formas de evadir sus postulaciones.

Por ley, los partidos políticos tendrán que aplicar la paridad en todos los niveles de elección, lo que además les ha permitido diversificar su oferta y aumentar la competitividad. Tal como sucedió en 2015 durante las elecciones federales, cuando se posicionaron a las féminas en posiciones perdedoras, a pesar de las dificultades salieron victoriosas.

A pesar de que en el año pasado se aplicó el principio de paridad de género en las elecciones, lo que obligo a los partidos a registrar igual número de mujeres y hombres, en la nueva dimensión obliga a la paridad vertical, es decir, a la postulación de hombres y mujeres de forma alternada (hombre-mujer-hombre) para integrar cada ayuntamiento.

De igual manera deben cumplir con la paridad horizontal, es decir, con el registro de 50-50 en el total de los cargos a elegir en el estado.

Los estados que incorporaron en sus leyes la paridad horizontal se encuentran: Baja California, Veracruz y Sinaloa, mientras que en Chihuahua se incluyeron las sindicaturas y en Oaxaca se incorporó el concepto.

Por lo que en todos las entidades de la república con o sin una nueva legislación local, es obligatorio atender estos criterios del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), de esta manera se podrá apreciar que partidos responden voluntariamente y cuales partidos y estados los impugnan, así lo señala la investigadora y especialista en temas de género, María Teresa Hevia.

Por lo tanto, “las mujeres que se postulen deben de contar con una trayectoria dentro del partido, esto en contraposición con que se elija a mujeres que son cercanas a dirigencias, familiares o mujeres controlables”, indicó la especialista.

Datos del Instituto Nacional Electoral estima que, en 2015, en 43 distritos perdedores donde las mujeres contendieron superaron esa adversidad y consiguieron ganar el distrito para sus partidos.

Debido a esta ventaja competitiva de las féminas y la obligación paritaria por ley, los partidos han puesto más interés que nunca en cumplir con el registro igualitario de mujeres en las próximas elecciones.

Fuente: El Universal

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar