Malala, un icono para la lucha a favor de las mujeres

Malala, un icono para la lucha a favor de las mujeres

“La educación es un poder para las mujeres, y eso es por lo que los terroristas le tienen miedo a la educación. Ellos no quieren que una mujer se eduque porque entonces esa mujer será más poderosa”. Entrevista en The Daily Show.

La edad no es un obstáculo para luchar por lo que uno quiere. Y como muestra destaca una joven mujer que estuvo dispuesta a dar su vida por defender sus ideales.

Malala  Yousafzai, de 17 años, es conocida mundialmente no sólo por ser la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz, sino porque desde los 11 años decidió realizar su propia lucha: defender el derecho a la educación femenina en su país, Pakistán.

Atentado

Su idea de luchar por los derechos de las niñas casi le provoca la muerte. El 9 de octubre de 2012 en Mingora, fue víctima de un atentado por un miliciano del TTP, grupo terrorista vinculado a los Talibanes, el cual, después de abordar el vehículo que servía como autobús escolar, le disparó en repetidas ocasiones con una pistola impactándole en el cráneo y cuello, por lo cual debió ser intervenida quirúrgicamente. El portavoz del TTP, Ehsanullah Ehsan, afirmó que intentarán matarla de nuevo.

El atentado suscitó inmediatamente la condena internacional y Malala Yusafzai recibió el apoyo de Asif Ali Zardari, Raja Pervaiz Ashraf, Susan Rice, Desmond Tutu, Ban Ki-moon, Barack Obama, Hillary Rodham Clinton, Laura Welch Bush, Madonna,Selena Gomez, entre otros.

Tras recuperarse, Malala obtuvo el reflector de los medios internacionales lo que le sirvió para dar a conocer la situación que viven las niñas en Pakistán.

Pakistán es uno de los peores países del mundo en cuanto al número de niños que no pueden asistir a la escuela. A pesar de que el gobierno paquistaní ha desarrollado diversas iniciativas para aumentar la participación de las niñas en la educación, todavía hay 3,2 millones que no asisten a la escuela. El principal desafío es hacer la educación disponible en las zonas de conflicto.

Su labor como luchadora social

Tras convertirse en una notable defensora de los derechos, en noviembre de 2010 se concedió por primera vez a Malala el Premio Nacional de la Paz de Pakistán. La organización Internacional de defensa de la Infancia, Kids Rights, le otorgó en 2013 el Premio Internacional de la Paz de los Niños. Malala también había sido nominada al Premio de la Paz de los Niños en 2011.

Entre otros premios, ha recibido el galardón Simone de Beauvoir, en Francia; el premio UNICEF de España por su defensa del derecho de las niñas a la educación, así como el Premio de la Paz Internacional Tipperary, en Gran Bretaña.

Actualmente, tiene una fundación malala.org que financia a pequeñas organizaciones que promueven la educación de las mujeres en Pakistán, Nigeria, Jordania y Kenia.

La organización también destina recursos a la Alianza Global para el mejoramiento de la Educación que busca reunir 4 mil millones de dólares para dar educación a los niños, así como a la campaña Bring Back que apoya a niñas nigerianas.

En octubre de 2013, la joven activista publico su autobiografía ‘Yo soy Malala’ en la cual relata detalles del ataque que sufrió, su lucha por la educación de las niñas, y cómo su padre la alentó a ir a la escuela.

Este año participó en la campaña para la liberación de las jóvenes nigerianas que fueron secuestradas en su escuela por el grupo Boko Haram.

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar