Mujeres en el poder, una tendencia cada vez más fuerte en AL

Mujeres en el poder, una tendencia cada vez más fuerte en AL

El 12 por ciento de los 193 países miembros de la Organización de Naciones Unidas es gobernado por mujeres, siendo América Latina la región que más destacada al contar con más líderes femeninas.

Entre las 20 jefas de Estado, una de las líderes más reconocidas está la brasileña Dilma Rousseff, que gobierna a la primera potencia de América Latina con más de 192 millones de habitantes y en 2012 ocupó el tercer lugar en la revista Forbes de las 100 mujeres más influyentes del mundo.

Otra latina es Cristina Fernández, quien en ese mismo año (2012) fue calificada por el diario británico The Sun como una líder “más sexy que Evita y tan inquebrantable como Maggie”, la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, pues mantiene la mira puesta en las Islas Malvinas.

No podemos olvidar a Michelle Bachelet, presidenta de la República de Chile. Bachelet ostentó la primera magistratura del país entre el 11 de marzo de2006 y el mismo día de 2010, siendo reelecta posteriormente para un nuevo mandato. También fue la primera presidenta pro tempore de UNASUR, y la primera encargada de ONU Mujeres, agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género.

El  Caribe no se queda atrás, por ejemplo la vicepresidenta de República Dominicana, Margarita Cedeño, está considerada una de las mujeres más destacadas en la política, en tanto Kamla Persad-Bissessar – que en mayo de 2010- se convirtió en la primera mujer que ocupa el cargo de primera ministra en la República de Trinidad y Tobago.

Portia Simpson-Miller sólo estuvo un año como primera ministra en 2006 antes de regresar al poder tras ganar cómodamente en 2011.

Simpson-Miller creció en un gueto de Kingston. Está a favor de una ruptura con la monarquía británica a la que la está vinculada dentro de la Mancomunidad de Naciones y dice que es el momento de que Jamaica tenga su propio jefe de estado en vez de la Reina Isabel II.

No lejos de allí, Dame Louise Miller se convirtió en julio de 2007 en la primera gobernadora general de Antigua y Barbuda, una democracia parlamentaria bajo el mando de la reina Isabel II.

¿Y en Europa?

Europa se erige como la segunda región donde las mujeres siguen ganado nuevos espacios e influencia dentro de la escena política mundial.

El pasado 12 de enero Kolinda Grabar-Kitarovic se convirtió en la primera presidenta de Croacia tras ganar las elecciones con apenas un 50,7% de los votos.

Angela Merkel, la canciller de Alemania, ocupó en 2012 el primer lugar de la lista de las 100 mujeres más influyentes del mundo, de la revista Forbes.

Es “la mujer más poderosa del mundo, es la espina dorsal de los 27 miembros que integran la Unión Europea y es quien tiene sobre sus hombros el destino del euro”, afirmó sobre ella la publicación.

Algunas otras mujeres que destacan como influyentes en Europa son: las primeras ministras Helle Thorning-Schmidt, de Dinamarca; Jóhanna Sigurdardóttir, de Islandia; Alenka Bratusek, primera ministra designada de Eslovenia, y las presidentas Tarja Halonen, de Finlandia, Atifete Jahjaga, de Kosovo, y Dalia Grybauskaite, de Lituania.

Y eso sin olvidar el poder simbólico, y a veces real, que detentan las tres monarcas europeas: Isabel II de Inglaterra, Margarita II de Dinamarca y Beatrix, la reina de los Países Bajos.

En Asia, la presidenta Park Geun-hye es la primera mujer jefe de Estado y de gobierno de Corea del Sur, y la primera ministra Yingluck Shinwatra gobierna Tailandia.

En Oceanía, la primera ministra Julia Gillard gobierna Australia y en África lo hacen las presidentas Joyce Banda y Ellen Johnson Sirleaf en Malaui y Liberia, respectivamente.

 

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar