Mujeres en la política, momento para cerrar la brecha de desigualdad

Mujeres en la política, momento para cerrar la brecha de desigualdad

La incursión de la mujer en la política es un acto reciente en la historia moderna; no obstante ha sido un paso que se ha ganado con años de lucha constante y que apenas comienza a dar frutos.

Desde que en 1960, cuando Sirimavo Bandaranaike fuera la primera mujer en el mundo que se convirtió en primera ministro de Sri Lanka, otras 61 mujeres han regido los destinos de sus respectivos países.

De acuerdo con datos actuales de la ONU Mujeres, para principios de 2015 sólo diez mujeres eran Jefas de Estado en todo el mundo y 14 Jefas de Gobierno.

En cuanto a las integrantes de un parlamento o una cámara, Rwanda es el país del mundo con mayor número de parlamentarias con 63.8% de los escaños de la cámara baja. Sin embargo, a escala mundial sólo 38 Estados cuentan con representación femenina y éste es menor al 10% del total de sus cámaras.

Según datos de la ONU Mujeres, se considera que la “masa crítica” con respecto a la representación de las mujeres se sitúa en el 30%. En enero de 2015, 41 países, de los cuales 11 se encuentran en el continente africano y 9 en América latina, habían alcanzado dicho porcentaje de referencia.

De esos 41 países, 34 habían aplicado algún tipo de cuota, lo que incentivó el aumento de la participación política de las mujeres.

América Latina y Europa destacan como las región donde cada vez las mujeres escalan a los cargos más importantes. Entre las líderes más reconocidas están Dilma Rousseff y su homóloga Angela Merkel, quienes incluso han aparecido en portadas de la revista Forbes y consideradas de las más influyentes del mundo.

De hecho, a finales de febrero las líderes mundiales hicieron un llamado de acción inmediata a los gobiernos y al sector privado para tomar medidas contundentes y  cerrar la brecha de la desigualdad, a fin de alcanzar las metas establecidas hace 20 años durante la 4ta Conferencia Mundial sobre la Mujer que resultó en la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

Durante el Foro de la ONU “Las Mujeres en el Poder y la Toma de Decisiones: Construyendo un Mundo Diferente”, que tuvo lugar el 28 de febrero en Santiago de Chile, una de las conclusiones fue que ningún país ha alcanzado la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida pública y privada, y la desigualdad entre mujeres y hombres continúa persistentemente.

El Llamado a la Acción declara que este es un año crucial para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, pues aún los compromisos para lograr el equilibrio entre mujeres y hombres en los puestos de liderazgo no han sido cumplidos.

En la introducción del documento oficial del Llamado a la Acción generado durante la conferencia se puede leer: “Al ritmo del progreso actual, se necesitarán 81 años para lograr la paridad de género en el lugar de trabajo, más de 75 años para alcanzar igual remuneración entre hombres y mujeres por el mismo trabajo realizado; y más de 30 años para lograr el equilibrio entre mujeres y hombres en los puestos de toma de decisión”, así lee la introducción del documento oficial del Llamado a la Acción generado durante la conferencia.

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, enfatizó que el mundo nunca alcanzará el cien por ciento de su potencial si se continúa excluyendo al cincuenta por ciento de la población mundial. “Hemos esperado suficiente y ahora es el momento de actuar y cerrar las brechas, remover los obstáculos e invertir en las mujeres y las niñas para ir de las palabras a la acción, no el próximo año ni mañana, ahora”.

El Llamado a la Acción se enfoca en tres objetivos específicos:

·         Lograr un renovado compromiso político para eliminar los obstáculos aún persistentes y garantizar la implementación plena de las 12 áreas críticas de la Plataforma de Acción de Beijing para 2020;

·         Lograr el empoderamiento de las mujeres, el cumplimiento efectivo de los derechos humanos de mujeres y niñas y el fin de la desigualdad de género para 2030;

·         Acabar con la brecha de financiación para la igualdad de género equiparando los compromisos con los medios disponibles para su cumplimiento.

De acuerdo con especialistas, los principales obstáculos son los siguientes:

•       La existencia de una cultura política discriminatoria en gobiernos y partidos Políticos.

•       Escasa valoración de las capacidades y aportaciones de las mujeres al ejercicio del Poder político.

•       Falta de programas que promuevan la participación de las mujeres, y

•       La mayor dedicación de las mujeres al cuidado de su familia.

Aquí les presentamos frases de algunas de las mujeres más influyentes del mundo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar