¿Cuidas la alimentación de tus hijos el fin de semana?

¿Cuidas la alimentación de tus hijos el fin de semana?

Es muy común que entre semana las niñas y los niños tengan una alimentación balanceada durante toda la semana; no obstante, cuando llega el sábado y el domingo sin dudarlo “nos volvemos más permisivos” y nos dejamos seducir por los antojitos.

Con estos hábitos, olvidamos que nuestros hijos replicarán de adultos las conductas que aprenden cuando son pequeños. Es por esto que necesitamos reforzar las buenas costumbres y tener una alimentación balanceada, sin necesidad de ser sumamente estricta, pero tampoco “tan permisiva”.

La Unicef señala que México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos. Problema que está presente no sólo en la infancia y la adolescencia, sino también en población en edad preescolar.

Datos del ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este problema.

El organismo internacional insiste que ka principal causa a la que se apunta son los malos hábitos en la alimentación, que acaban desembocando en una prevalencia del sobrepeso de un 70% en la edad adulta.

Para proteger la salud de los infantes, aquí les ofrecemos algunos consejos para disfrutar del fin de semana en familia y de manera saludable:

Prepara comidas familiares: las comidas familiares son una gran oportunidad para que se reúna toda la familia. A lo largo de la semana, esto se hace complicado debido a las diferencias en los horarios o incluso que los niños comen en el colegio. Es importante que estos momentos que pasen juntos los aprovechen para enseñarles a llevar una dieta saludable. De esta manera es importante introducir platos equilibrados que contengan todos los grupos de alimentos. Los niños deben asociar estos momentos positivos juntos a comer de forma adecuada para crear un hábito saludable.

Si salen a comer fuera, opten por sitios saludables: es comprensible que al llegar el fin de semana les apetezca salir a comer fuera.Los niños tienen dificultad para probar platos nuevos y más cuando se los presentan en lugares que desconocen. Es recomendable optar por platos que ya conozcan y les resulten familiares.

Elige con ellos dónde comer: es importante elegir un lugar saludable para comer, pero además es importante que los niños formen parte de esta decisión. Deben aprender a tomar este tipo de decisiones y entender por qué las toman.

Respeta los horarios de los más pequeños: a lo largo de la semana es habitual que los horarios de toda la familia sean distintos, bien por el trabajo de los papás o porque lo más pequeños coman en el colegio. Debemos intentar, en la medida de lo posible, no alterar demasiado los horarios normales de nuestros hijos para no crear desajustes en sus comidas y horas de sueño.

Cocinar en familia: el fin de semana es el momento ideal para cocinar todos juntos. Es una buena forma de que los niños conozcan los alimentos y la forma de cocinarlos. Además si se sienten parte de lo que cocinan será más sencillo que prueben ciertas comidas que nos cueste más introducir en su dieta.

Plantea actividades para todos: es importante que los niños aprendan a llevar a cabo una vida activa. Esto les ayudará además de físicamente, a socializarse con otros niños de su edad. Es importante que vea la actividad física como algo positivo y los padres somos los que debemos dar ejemplo a seguir en sus primeros pasos. Existen numerosas formas de hacer ejercicio en familia y, ¿qué mejor momento que el fin de semana para compartir tiempo juntos practicando alguna actividad física?

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar