Día Internacional de Nelson Mandela

Día Internacional de Nelson Mandela

Durante 67 años Nelson Mandela dedicó su vida al servicio de la humanidad – como abogado defensor de los derechos humanos, como preso de conciencia, trabajando por la paz y como primer presidente elegido democráticamente de una Sudáfrica libre.

Cómo se proclamó el Día de Nelson Mandela

En noviembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 18 de julio «Día Internacional de Nelson Mandela» en reconocimiento de la contribución aportada por el ex Presidente de Sudáfrica a la cultura de la paz y la libertad.

En la resolución 64/13 de la Asamblea General se reconocen los valores de Nelson Mandela y su dedicación al servicio de la humanidad a través de su labor en los ámbitos de la solución de conflictos, las relaciones interraciales, la promoción y protección de los derechos humanos, la reconciliación, la igualdad entre los géneros, los derechos de los niños y otros grupos vulnerables, y la defensa de las comunidades pobres y subdesarrolladas. Se reconoce también su contribución a la lucha por la democracia a nivel internacional y a la promoción de una cultura de paz en todo el mundo

“Los logros de Nelson Mandela tuvieron un precio enorme para él y para su familia. Su sacrificio sirvió no solo a la gente de su propio país, Sudáfrica, sino que hizo del mundo un lugar mejor para todas las personas, en todos los lugares… Él nos enseñó el camino, cambió el mundo”. – Secretario General Ban Ki-moon

¿Tiene 67 minutos de su tiempo para ayudar a los demás?

Este año en el día en que se celebró a Mandela, la fundación que lleva su nombre pidió exactamente eso.

«Dedíquele 67 minutos de su tiempo» – uno por cada año de servicio público del Señor Mandela – fue un pequeño gesto de solidaridad con los seres humanos y un paso en el movimiento mundial para el bien.

Las personas se unieron y regalaron 67 minutos de su tiempo para ayudar a su comunidad en el día de Nelson Mandela, el 18 de julio de 2011.

He aquí sólo unos ejemplos de cómo puede movilizarse y suscitar el cambio, como lo hicieron muchos en el día de Nelson Mandela:

Haga una nueva amistad. Conozca a alguien nuevo de una cultura diferente.

Solamente comprendiéndonos podemos eliminar de nuestras comunidades la intolerancia y la xenofobia.

Léale al que no puede. Visite una casa para ciegos y ábrale las puertas de un mundo nuevo a otra persona.

Ayude en el refugio para animales de su comunidad. Los perros que no tienen hogar necesitan también que los paseen y un poco de amor.

Ayude a alguien a encontrar trabajo, ayúdele imprimiendo su curriculum vitae, o entrenándole para entrevistas.

Muchas personas enfermas de muerte no tienen a nadie con quien hablar. Tómese el tiempo de conversar con ellas y llevarles un poco de alegría.

Hágase la prueba del VIH y anime a su compañero(a) a que también se la haga.

Lleve a alguien que conozca y no pueda pagar a examinarse la vista y los dientes.
Regale una silla de ruedas o un perro guía a alguien que lo necesite.

Compre unas cuantas cobijas o agarre algunas suyas que ya no necesite y regáleselas a un necesitado.

Con información de Naciones Unidas

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar