Dolores de cabeza, ¿Cuándo debo preocuparme?

Dolores de cabeza, ¿Cuándo debo preocuparme?

El dolor de cabeza es uno de los problemas de salud más común. Algunas de las cosas que lo producen son la tensión, las infecciones, las alergias, las lesiones, el hambre, los cambios en el flujo de sangre en la cabeza y la exposición a productos químicos.

Cuando el dolor de cabeza no viene acompañado de otros síntomas, normalmente se puede tratar en casa. En el 90% de los casos, la causa del dolor de cabeza es la tensión, y se vuelven más frecuentes y más fuertes durante momentos de estrés. Estos dolores de cabeza pueden venir acompañados de rigidez o dolor en los músculos del cuello, la espalda y los hombros.

Esta molestia puede producir dolor o presión en toda la cabeza, la sensación de tener una banda alrededor de la frente o de tener la cabeza en una prensa. Algunas personas sienten presión y ardor encima de los ojos.

El dolor también puede afectar a los músculos de la mandíbula, el cuello y los hombros. Y en ocasiones resulta difícil saber de dónde viene el dolor exactamente.

Como prevención podemos usar cualquier ejercicio de relajación de los que ya hemos mencionado en columnas anteriores, como así también te recomiendo:

  • Si trabaja en una oficina, cambie de posición a menudo, estírese durante 30 segundos cada hora. Haga un esfuerzo consciente para relajar los músculos de la mandíbula, el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda.
  • Preste atención a la postura de su cuello y sus hombros en el trabajo, y cámbiela si es necesario.
  • Si puede, reciba masajes de un especialista cada determinado tiempo.
  • No tome más de dos o tres tazas de café o bebidas con cafeína al día.

Como tratamiento en casa:

  • Al sentir el dolor de cabeza deje lo que esté haciendo y siéntese un minuto. Cierre los ojos y respire muy despacio tratando de relajar los músculos de la cabeza y el cuello.
  • Dese un masaje suave pero firme en el cuello. Haga movimientos de rotación de la cabeza para relajar la musculatura.
  • Dese calor en el cuello con una compresa tibia o una bolsa de agua caliente; o dese una ducha tibia.
  • Acuéstese en una habitación oscura con un paño frío en la frente.
  • La aspirina y el ibuprofeno alivian mucho los dolores de cabeza y son de venta libre.

Cuando consultar al médico:

  • Si el dolor de cabeza es fuerte y el tratamiento en casa (antes mencionado) no lo alivia.
  • Si tiene dolores de cabeza sin una razón obvia más de tres veces a la semana.
  • Si le duele la cabeza con más frecuencia y más fuerte cada vez.
  • Si el dolor lo despierta por la noche, o si cuando más le duele es al levantarse por la mañana.

Dolores de cabeza que son de emergencia

Llame a su médico inmediatamente si:

  • Tiene un dolor de cabeza repentino, parecido a un trueno.
  • Si tiene un dolor de cabeza repentino y fuerte, completamente diferente a cualquier otro dolor de cabeza.
  • Si aparte de dolerle la cabeza, tiene el cuello rígido, fiebre, nausea, vómitos, sueño o confusión.
  • Si tiene un dolor de cabeza repentino y fuerte, y se le pone rígido el cuello justo después de iniciar el dolor.
  • Si además de dolerle la cabeza, se siente confundido, tiene debilidad, parálisis o entumecimiento en alguna parte del cuerpo, problemas de la vista o el habla; o cambios de comportamientos extraños.
  • Si se ha caído o golpeado en la cabeza.

Dolores de cabeza en los niños

Los dolores de cabeza en los niños no suelen indicar un problema grave y afectan con más frecuencia a los niños que oyen a sus padres hablar de sus dolores de cabeza. Como ellos tienden a imitar a sus padres, es preferible no mencionar sus dolores de cabeza frente a sus hijos.

La causa más común del dolor de cabeza en los niños es la tensión emocional. Los padres pueden descubrir la causa de la tensión de sus hijos hablando con ellos para que se relajen y entendiendo qué les está pasando. Anime a sus niños a que le hablen de sus problemas y cosas que les causen tensión en la escuela.

El hambre también puede producir dolores de cabeza en los niños, lo que se evita simplemente haciendo que coman algo nutritivo.

Otras causas de dolores de cabeza infantil son relacionadas a problemas de la vista que deben ser atendidos. Las enfermedades causadas por un virus que producen fiebre, como el resfrío, la gripe o la influenza también suelen causar dolor de cabeza.

Acerca de 

Lic. En Psicología . Psiconcologa. Bioeticista
Univ. Nac. de La Plata. Argentina
Oxford University UK

Comentar