El buen dormir: mi mejor amigo

El buen dormir: mi mejor amigo

El cansancio, es sin duda lo más común que nos sucede a todos los seres humanos. Aunque no todos reaccionamos de la misma manera; para algunos es un verdadero problema, para otros es soportable y otros quizás no se dan cuenta de su cansancio hasta que este los ha vencido. Pero algo es real, todos hemos experimentado en algún momento el cansancio.

Hoy vamos a dedicar esta columna a una de las herramientas más importantes de recuperación frente al cansancio: El dormir bien.

Es imposible empezar bien el día si dormimos mal. Un buen sueño es la garantía de un día de buen desempeño. Si cuidamos las noches con esmero tenemos mayores posibilidades de un día con energías.

El sueño es nuestra herramienta principal de recuperación; por lo que un buen sueño es capaz de eliminar cualquier cansancio o fatiga física o mental.

Pero hay un pequeño “gran” detalle: cuando estamos muy cansados, la calidad del sueño disminuye, se vuelve superficial, interrumpido por pesadillas, molestias, etc. Por lo que resulta cada vez menos reparador. Por ello puede llegar a convertirse en una verdadera patología, que llamamos insomnio, convirtiéndose en sí mismo en una causa más de cansancio. Para no caer en este círculo vicioso, es preciso que aprenda a consentir y cuidar su sueño.

Las recomendaciones básicas en este aspecto tienen que ver con:

  • Descubrir su ritmo ideal de sueño, es decir, conocer cuál es su hora ideal para acostarse y levantarse. Es muy importante que en cuanto haya descubierto sus horarios los respete al máximo. Hay quienes se acuestan temprano y se levantan tarde o viceversa, todo es válido siempre que usted sea constante en los horarios y realmente haya descubierto cuál es el que mejor le funciona.
  • Evite todos los estimulantes después de las seis de la tarde: como café, tabaco o alcohol.
  • Elija el colchón que le sea cómodo.
  • Cene ligero y evite comer antes de acostarse.
  • El hacer ejercicio regularmente ayuda a conciliar el sueño, pero no es recomendable hacerlo cuando falten menos de dos horas para acostarse.
  • Use la cama sólo para dormir. No coma ni la utilice para ver televisión.
  • No tome siestas si tiene problemas para dormir por las noches.
  • No se acueste hasta que tenga sueño.
  • Si no se duerme en 15 minutos, levántese y salga de la habitación. En este caso puede prepararse un te o tisana, por ejemplo de manzanilla con melisa.
  • Como medicamento natural la Pasiflora o la Valeriana son eficaces y se venden en farmacias o botánicas en diferentes formas. Siempre es bueno recurrir a los medicamentos naturales antes que a los fármacos que pueden crearle dependencia.
  • Es sumamente útil poner en práctica alguna de las técnicas de relajación (de las que hemos mencionado en columnas anteriores) o de meditación estando ya acostados. Está probado que nuestro cerebro se repone mucho mejor al dormirnos en estado de relajación.

Ahora bien, también es muy importante saber detectar un padecimiento llamado hipersomnia. Para definirla de una manera sencilla podemos decir que la hipersomnia se manifiesta durmiendo más de lo habitual, y cuanto más se duerme más cansada la persona se siente. Se suma a éste el síntoma de una impresión de vivir con la mente confusa o la sensación de no poder salir de una especie de aletargamiento latente.

Esta enfermedad puede tener diversas causas: el síndrome de Klein-Levin, la picadura de una mosca tse-tsé, problemas hepáticos serios, algún padecimiento psiquiátrico, etc. En cualquier caso, un exceso de sueño que dure más de varias semanas y no aporta descanso o reposo alguno no debe tomarse a la ligera.

En ocasiones, la hipersomnia se debe a un agotamiento intenso y prolongado. Este estado exige atención médica. No dude en buscarla.

Prestemos atención a las cosas sencillas y cotidianas, como el buen dormir, y nuestra mente será nuestra mejor compañera y amiga en la solución de nuestros problemas cotidianos… Un abrazo

Acerca de 

Lic. En Psicología . Psiconcologa. Bioeticista
Univ. Nac. de La Plata. Argentina
Oxford University UK

Comentar