Enfermedades del corazón, la primera causa de muerte entre las mujeres

Enfermedades del corazón, la primera causa de muerte entre las mujeres

En nuestro país la primera causa de muerte en mujeres mayores de 50 años son los padecimientos cardiovasculares: se estima que a escala mundial 30 por ciento de las féminas están enfermas del corazón, pero no lo saben, afirmó Gerardo Morales Tardos, director de la Unidad de Consulta Externa del Centro Médico Nacional La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

Las cardiopatías no son exclusivas de los varones, son padecimientos que también afectan a las mujeres, pero reconoce que desgraciadamente consideramos que el cáncer de mama o cervicouterino es lo que más las aqueja, pero no son las únicas enfermedades que enfrentan.

Las organizaciones Mundial de la Salud y Panamericana de la Salud, emitieron un Perfil de Enfermedades Cardiovasculares en México. De acuerdo con los datos difundidos, tanto para varones como mujeres de 30 a 69 años, los padecimientos del corazón estuvieron entre las principales causas de muertes prematuras, con 19 por ciento.

En 2011, indica el reporte,, las pacientes con muerte prematura vinculada a una enfermedad cardiovascular fueron 16 mil 190. De ellas, 42 por ciento correspondieron a car-diopatías isquémicas; 26 por ciento, enfermedad cerebrovascular; hipertensión, 16 por ciento; insuficiencia cardiaca, 5 por ciento, y enfermedad reumática, 2 por ciento.

En cuanto a la hipertensión, que consideró como una enfermedad silenciosa, destacó que en 2014 se reportaron 19 mil nuevos casos, de los cuales sólo 8 mil corresponden a varones, por lo que su incidencia en la mujer es mucho más elevada.

La hipertensión es una enfermedad cardiovascular, pero no es nada más el valor de alta o baja presión. Con frecuencia no consideramos que produce afectaciones en los vasos sanguíneos, del corazón, riñón y en todo el organismo, pues lo va mermando poco a poco. Cuando vemos problemas de cronicidad, podemos detectar datos clínicos en ojos o arterias, se relaciona con ateroesclerosis, pero también se vincula con infartos y diabetes.

 

Con información de La Jornada

Acerca de 

El equipo de Alejandra Barrales

Comentar