Enfermedades producto del exceso de sodio

Enfermedades producto del exceso de sodio

Para todos es sabido que la sal es uno de los condimentos que toda comida debe llevar con moderación. Además, el sodio tiene su lado positivo en el organismo, sabemos que en la actualidad su consumo es excesivo y supera con creces las recomendaciones diarias.

Por lo tanto, debemos entender que las consecuencias del exceso de sodio van más allá de la hipertensión arterial y así, tendremos más de una razón para controlar su ingesta.

¿Qué otras enfermedades provoca el sodio?

Una dieta alta en sodio dirige el agua hacia el torrente sanguíneo, aumentando el volumen de la sangre que a largo plazo se convierte en hipertensión arterial, pero esta no es la única enfermedad relacionada con el exceso de sodio, existen algunas otras que mencionamos a continuación:

  • Asma. Una dieta alta en sal no es causante de asma, pero una alimentación alta en sal puede agravar los síntomas de asma, ya que contribuye al deterioro fisiológico y aumenta la hiperactividad bronquial.
  • Osteoporosis. Entre más elevado es el consumo de sal menos es la Densidad de la Masa Ósea, ya que el cuerpo incrementa la eliminación de calcio.
  • Enfermedad de Meniere. Una enfermedad progresiva que daña el oído y se puede producir por un desequilibrio metabólico de sodio en liquido del oído interno
  • Problemas gástricos: un excesivo consumo de sodio en la dieta se ha asociado a mayor incidencia de gastritis y de úlceras de estómago, así como también, un alto contenido de sodio en la alimentación se ha visto con más frecuencia en quienes tienen cáncer de estómago.
  • Problemas óseos: el exceso de sodio incrementa la excreción urinaria de calcio, por lo tanto, su consumo en exceso a largo plazo se ha vinculado a mayor incidencia de osteoporosis
  • Problemas renales: una sobrecarga de sodio en el organismo genera un esfuerzo extra para el riñón quien debe eliminar desechos y reabsorber así como excretar sodio, por lo tanto, un excesivo consumo de sodio en el tiempo puede afectar los riñones.
  • Problemas estéticos: dado su efecto sobre la retención de líquidos, el excesivo consumo de sodio dificulta la circulación sanguínea y puede propiciar el desarrollo de problemas estéticos, tales como mayor incidencia de edemas, de várices y arañitas así como de ojeras y celulitis.
  • Cáncer de estómago. Un estudio realizado por el Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer indicó que limitar el consumo de cloruro de sodio evitaría 1 de cada 7 casos de cáncer estomacal.
  • Diabetes. Una ingesta de sal más elevada está directamente asociada con un mayor riesgo de desarrollar diabetes.
  • A taques cerebrales. Los adultos mayores que exceden la dosis recomendada de sal tienen tres veces más posibilidades de sufrir un infarto cerebral que quienes siguen los lineamientos.
  • Corazón. La presión arterial alta (también conocida como hipertensión) obliga al corazón a trabajar más y puede dañar los vasos sanguíneos  y los órganos, lo cual aumenta su riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  • Problemas estéticos: dado su efecto sobre la retención de líquidos, el excesivo consumo de sodio dificulta la circulación sanguínea y puede propiciar el desarrollo de problemas estéticos, tales como mayor incidencia de edemas, de várices y arañitas así como de ojeras y celulitis.

El exceso de sodio es perjudicial, sin embargo dejarlo por completo también. Observa las etiquetas de tus alimentos para tener un cálculo más exacto sobre el sodio que consumes y lleva una dieta adecuada y equilibrada. 

imdss

Acerca de 

Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona, especializada en Maestría en Medios, Comunicación y Cultura.

Comentar